Comunicados

Invertir en dividendos: estrategia atemporal utilizada por muchos inversionistas

<p>  </p>
photo_camera <p> </p>

La inversión en dividendos es una de las técnicas más eficaces, seguras y rentables para generar beneficios. Se habla de una estrategia atemporal utilizada por muchos inversionistas que apuestan al éxito de una compañía. De esta forma, compran una porción de sus acciones con el objetivo de obtener parte de los beneficios de la empresa. Esta ganancia se conoce como dividendos y conocerás todo lo que necesitas saber al respecto.

Invertir en dividendos es una de las primeras opciones de los inversionistas que quieren diversificar su portafolio a través de una estrategia sólida. Para algunos, representa una forma más rentable de asegurar el capital a largo plazo. Sin embargo, es necesario saber localizar las empresas mejor posicionadas y con una buena situación financiera.

¿Cómo funciona la estrategia financiera de dividendos?

En primer lugar, para invertir en dividendos primero debes comprar acciones en una empresa. Aunque seas una persona física o jurídica, adquirir una acción te convierte en el propietario de esa parte proporcional de la empresa. Por ende, como socio, podrás cobrar una porción de los beneficios de dicha empresa. A este beneficio se le conoce como dividendos.

Así se reparten los dividendos de una empresa

Principalmente, debes saber que la cantidad de dividendo o beneficio percibido varía en función de la participación que tengas como socio en la empresa. Por ejemplo, si compraste una acción que equivale al 5% del valor de la compañía, entonces obtendrás el 5% de sus ganancias durante el ejercicio económico.

Sin embargo, puede darse el caso de que la empresa haya tenido beneficios durante el último año contable, pero haya padecido pérdidas los años anteriores. En esta situación, se deben utilizar los beneficios actuales para compensar el balance negativo previo, por ende, no habría reparto de dividendos.

Por el contrario, si no existen pérdidas y la empresa genera beneficios, se deben cubrir ciertas reservas voluntarias, legales, estatuarias y de fondo o comercio. Una vez generados estos fondos, el dinero restante se podrá repartir como dividendos a los accionistas.

¿Por qué las empresas pagan dividendos a sus accionistas?

El pago de dividendos representa una forma de brindar tranquilidad y confianza a los inversionistas. Una empresa que reparte dividendos de forma constante significa que ha alcanzado una estabilidad financiera.

De este modo, los inversionistas pueden seguir apostando capital en la empresa o al menos mantener su inversión. Esto implica que el pago de dividendos refleja un mensaje potente sobre la proyección de una empresa y su desempeño a futuro.

¿Por qué los inversionistas prefieren invertir en dividendos?

Es importante recordar que el mercado de dividendos se congeló en 2020 debido a la pandemia, lo que provocó que el país disminuyera su rentabilidad en cuanto a este tipo de inversión. Sorprendentemente, muchos sectores económicos de España se han recuperado tras la pandemia y cinco valores del IBEX en 2021 se revalorizaron por encima del 40%.

Los inversionistas valoran la inversión en dividendos porque buscan disponer su capital en negocios estables. Por ende, su idea es invertir en empresas bien posicionadas en el mercado y con una excelente situación financiera. De esta forma, evitan los sobresaltos y las crisis en los mercados financieros cuya naturaleza es volátil.

Invertir en dividendos ¿Siempre es buena idea?

Invertir en dividendos es rentable incluso en períodos de inflación. Esto siempre que el beneficio de las empresas aumente a un ritmo equivalente o superior al de los precios. Solo así se protegería el poder adquisitivo de este tipo de rentas. Otros inversionistas aprovechan los beneficios del interés compuesto, es decir, no gastan el dinero de sus dividendos, sino que lo reinvierten para aumentar el tamaño de su acción.

Finalmente, para todo tipo de inversión es importante estudiar bien todas las posibilidades. En la búsqueda de ingresos más estables es necesario seleccionar solo empresas bien consolidadas. Además, diversificar la inversión en compañías de diferentes sectores siempre será necesario para compensar la caída de rentabilidad de algún dividendo con la subida de otro.

Comentarios