Un alumno TEA arrinconado en clase por no disponer de un docente: el "maltrato" del MEFP a Ceuta

La Junta de Personal Docente critica la "pasividad" del Ministerio respecto a diferentes asuntos de la educación en Ceuta. Le lanzan un órdago de tres semanas para paliarlos y, de no hacerlo, amenazan con las movilizaciones.

e6897243-ea52-4606-a1d1-f5f59ac3656b
photo_camera La Junta de Personal Docente exponiendo sus denuncias este jueves.

“Estamos viviendo una situación estrafalaria en algunos centros. “Nos encontramos con situaciones que alumnos TEA no tiene una persona que pueda cuidar de él, y por eso lo tienen arrinconado para que no moleste y sin recibir atención. Esto supone una situación muy complicada de indignidad”. Ha sido una de las denuncias y ejemplos con los que el presidente de la Junta de Personal Docente, Francisco Lobato, ha intentado explicar el estado en el que se encuentra la educación en Ceuta y por el que le han soltado al MEPF un órdago: ó toma cartas en el asunto, ya, o en un plazo de tres semanas arrancarán las movilizaciones.

Si bien la educación especial ha concentrado el mayor nido de críticas por parte de la Junta de Personal, en el listado también aparecen reflejados aspectos que afectan al Grupo de Trabajo de Ceuta y Melilla, la dejadez del Ministerio respecto a la Dirección Provincial o la situación del cuerpo docente.

Ha sido un dardo en caliente, como tampoco e inusual en estas fechas, contra un Ministerio que, según los docentes, ha olvidado por completo a Ceuta, basándose en comparativas del precedente a 2018 pilotado por el Gobierno del Partido Popular. “Ningunea, desprecia, incumple sus obligaciones y maltrata a los docentes”, ha dicho Lobato. La gestión de recursos humanos ha estado en el punto de mira. Concretamente, el personal laboral que atiende a los alumnos con NEE, y la constante por parte de Madrid de parchear las necesidades de recursos humanos con el Plan de Empleo. “Esto produce un caos en muchos centros, como en San Antonio donde faltan la mitad de los cuidadores”. Cifran en 13 los profesionales que desempeñan en la actualidad sus labores en el centro, y en 25 el mínimo necesario. “En los demás no tenemos datos, pero las proporciones son similares”, ha apostillado Lobato.

La cifra de alumnos con autismo en los centros ordinarios va ‘in crescendo’, según el presidente de la Junta de Personal, que traduce su atención en “un esfuerzo extraordinario que está desbordando a los centros”, y por lo que exigen arbitrar medidas urgentes para cubrir con puestos estructurales.

La situación del Grupo de Trabajo de Ceuta y Melilla, que es el único instrumento de negociación en el que pueden estar presentes los sindicatos de sendas ciudades, se encuentra prácticamente paralizado, según Lobato. “Desde 2016 (cuando se crea) hasta 2018, funcionó de forma más o menos regular. Se convocaron varias reuniones. No era un funcionamiento ideal, pero al menos se respetaba y tenía en cuenta. Pero inicio de curso del 2018 cuando llega el PSOE, en la práctica este grupo se ha desactivado. En 4 años solo se han mantenido siete reuniones, que además han venido obligadas por el imperativo de concretar la oferta pública de empleo y los procesos selectivos”.

 

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad