Frontera

El ministro de Migraciones reitera la necesidad de una frontera “segura” y “fluida”

frontera es
photo_camera José Luis Escrivá ha manifestado el compromiso del Gobierno con por crear un futuro para la ciudad. (C.A)

El presidente Vivas ha destacado que el 2022 es el año en el que se vislumbran más claves para un “futuro esperanzador”

Los acontecimientos del pasado mayo han estado muy presentes durante la estancia del ministro José Luis Escrivá en Ceuta, competente de una de las áreas que ha destinado, y va a destinar, gran parte del grueso económico para afrontar las consecuencias que tuvo para la ciudad. El titular del Ministerio de Migraciones ha destacado que de aquellos “adversos acontecimientos” del pasado año se ha desatado un “compromiso absoluto” hacia Ceuta por parte del Gobierno central, cuyo objetivo prioritario es reforzar la ciudad y sentar las bases de su futuro.

Para ello, el Gobierno de Sánchez ya trabaja en los planes estratégicos para las ciudades autónomas y que este jueves Escrivá le ha vuelto a poner fecha a la finalización del documento de diagnóstico. En junio se presentarán las claves para implementar un plan que pilota sobre tres vértices.

El primero de ellos y en el que más ha insistido el ministro es el de garantizar la “seguridad” de Ceuta a través de su frontera. Subrayando así, las medidas que se van a adoptar para evitar un nuevo suceso como el del pasado mayo. “El acceso a Ceuta se debe hacer en condiciones de seguridad y fluidez”. Retomando de la alguna forma lo dicho el pasado lunes por el presidente Vivas, que insistía en la necesidad de reformular la estructura fronteriza con la base de un “control” en el tránsito hacia Ceuta.

En la senda de los planes, Escrivá ha vuelto a matizar los otros dos vértices en los que se asientan. El reforzamiento de la presencia de la Administración General en Ceuta, así como el refuerzo de sus áreas. Así como la búsqueda de un modelo alternativo socioeconómico. “Queremos una economía más diversificada que aumenten las perspectivas de futuro, y por consiguiente de empleo”.

Unos planes que el presidente Vivas ha dicho que son la traducción de la “lealtad” del Gobierno central hacia Ceuta, a la vez que ha manifestado que frente a la adversidad de todo lo vivido, la ciudad afronta por primera vez un año en el que se presentan por primera vez más claves para “un futuro de esperanza”.

Comentarios