Frontera

la empresa de seguridad privada se ve forzada a cerrar las puertas del recinto

Los porteadores responden al decomiso de sus fardos con piedras y hostigamiento a los polígonos

Paso fronterizo de El Tarajal (C.A./ARCHIVO)
photo_camera Paso fronterizo de El Tarajal (C.A./ARCHIVO)

La intervención de la mercancía por la Guardia Civil ha sido respondida con lanzamientos de piedras. Los porteadores se han concentrado ante las puertas de los polígonos comerciales, cerrados y vigilados desde el interior por el servicio de seguridad contratado por los propietarios de las naves. 

El tráfico de fardos ha vuelto a generar esta tarde momentos de tensión en el entorno de la frontera. La concentración ante el paso fronterizo de grupos de porteadores, que han llegado a contarse por cientos, con la intención de acceder a Marruecos acarreando bultos a la espalda ha motivado la intervención de la Guardia Civil. Los agentes se han incautado de grandes cantidades de mercancía como respuesta a la intención de los porteadores de pasar hacia el país vecino.

El decomiso de los fardos ha sembrado la indignación de los porteadores quienes han vuelto sobre sus pasos en dirección hacia los polígonos, ante cuyas puertas se han concentrado en actitud de protesta.

Algunos de los porteadores han lanzado piedras sobre los guardias civiles antes de dirigirse hacia el recinto del polígono, donde se han encontrado con las puertas cerradas y vigiladas desde el interior por los miembros de la empresa de seguridad privada contratada por los comerciantes del Tarajal II. Mientras, agentes de la Unidad de Prevención y Reacción de la Policía Nacional controlaban desde fuera a los concentrados.

Comentarios