Inmigración

Ceuta se plantea como objetivo acoger entre 100 y 150 menores migrantes ante la "saturación crónica" que padece

Vivas, satisfecho con el reparto de menores acordado entre las comunidades: "Debería convertirse en una medida permanente". 

El presidente de la Ciudad, Juan Vivas, se ha mostrado muy satisfecho con la medida tomada ayer entre el Gobierno y las comunidades y que se refiere al reparto de menores extranjeros no acompañados. 

La Conferencia Sectorial de Infancia y Adolescencia ha acordado el traslado este año de 400 menores migrantes desde Canarias y Ceuta a la Península, a los que se sumarán 374 en 2023 ante la saturación de los centros del archipiélago y de la ciudad autónoma. En concreto de Ceuta saldrán 92 menores: 60 este año y 32 en 2023. 

"Es un hito histórico. Ceuta siempre ha defendido que el asunto de los menores debe implicar a todos, en el que impere la solidaridad entre las comunidades. También hemos defendido que la ciudad debe tener un número de menores equivalente a sus capacidades y según los recursos con los que cuente", ha explicado Vivas.

El presidente de la Ciudad considera que esta medida debería prolongarse en el tiempo y quedarse como una medida de carácter permanente.

"Nosotros nos planteamos como objetivo seguir reduciendo el número de menores que actualmente está en 300 acogidos". Vivas quiere que Ceuta tenga un número de menores que se corresponda con la capacidad que tendrá el nuevo centro que oscilará entre los 100 y los 150. 

Según lo acordado en la reunión de ayer, Ceuta puede llegar a tener hasta 130 menores, "ese es el tope". En el momento en el que se supere esta cifra habrá que aplicar el mecanismo de reparto entre las comunidades.

Vivas ha hablado de una "saturación crónica" de menores en Ceuta, debido a su situación estratégica, por lo que es necesario esta descongestión. 

Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad