La Ciudad

Podría recaer en la empresa pública Tragsa

La Ciudad estudia recurrir a una encomienda de gestión para la limpieza viaria y la recogida de residuos

El Gobierno de la Ciudad estaría estudiando la posibilidad de realizar una encomienda de gestión para la prestación del servicio de limpieza viaria y recogida de residuos sólidos que en estos momentos realiza la empresa Trace.

Esta podría ser la fórmula que utilizará el Ejecutivo para proceder al rescate de la concesión, que está en manos de la mercantil citada hasta el año 2023, ya que la adjudicación se produjo en enero de 2013 por un valor 150,5 millones de euros y una duración de 10 años.

El servicio se licitó durante 2012 por un 15 por ciento menos de lo que venía recibiendo Urbaser anualmente por el servicio, presupuesto que fue rebajado en otro diez por ciento por parte de la adjudicataria.

Posteriormente, el Gobierno decidió ampliar la cuantía del contrato "hasta un 10 por ciento", el máximo legal que permite la legislación vigente.

La idea que puede estar estudiando el presidente es la de utilizar la fórmula de encomienda de gestión para este servicio, aunque antes tendrá que rescatar la concesión del mismo. La idea sería que este servicio público se lleve a cabo por una empresa pública como es el caso de Tragsa, a la que la Ciudad le ha encomendado múltiples trabajos este año.

Esta fórmula ya ha sido utilizada por otras corporaciones, como es el caso del Ayuntamiento de Huesca, que el pasado mes de mayo aprobó, en una reunión de la Comisión Informativa de Personas y Organización, la encomienda de gestión del servicio municipal de limpieza viaria a la empresa Gruhsa, Gestión de Residuos Sólidos Urbanos de la Agrupación nº 1 de Huesca, primer paso hacia la remunicipalización de este servicio.

Otro de los procesos que conlleva la remunicipalización de este servicio es el paso de los trabajadores de FCC, empresa que en la actualidad realiza parte de la limpieza viaria de la ciudad, a Grhusa.

Video; Radio Huesca Cadena Ser

Comentarios