Laboral

CCOO busca en el incremento del plus de residencia la "fidelización" de los empleados públicos

CCOO
photo_camera Los secretarios generales de CCOO en los territorios insulares (C.A)

Proponen la homogeneización de las indemnizaciones entre los diferentes territorios insulares, como entre las categorías profesionales que destinan casi 1000 euros a la más alta y unos 342 a la inferior

 

La actualización de la indemnización por residencia, que no se modifica desde el año 2007, persigue destinar diez millones de euros para equipar y homogeneizar las cuantías tanto entre las diferentes categorías profesionales, como en los territorios insulares que se benefician del mismo. En cifras, un trabajador de un grupo intermedio recibe 70 euros en Mallorca y 586 en Ceuta y Melilla. Mientras que por categorías profesionales, se contempla el abismo de cerca de 1000 euros en más alta frente a 342 en el escalón inferior.

Así, esta campaña promovida por las centrales sindicales de CCOO en Ceuta, Melilla, Baleares y Canarias, a través de la que han presentado una enmienda a los PGE para que incluya esa partida presupuestaria, afecta a un total de 19.000 trabajadores de la Administración estatal, y a 3700 en la ciudad autónoma.

El incremento en el plus de residencia busca la tracción de funcionarios de la Administración a unos territorios que adolecen de personal y donde, sobre todo, se registra una elevada movilidad que no llega a consolidar los puestos, lo cual, a su vez, repercute en una merma de los servicios ofertados a la ciudanía. “El objetivo es garantizar unos servicios de calidad y con unas plantillas consolidadas”, apuntaba la secretaria general de CCOO en la Administración General del Estado, Carolina Frías.

No obstante, surge el interrogante de si ese incremento del plus es suficiente atractivo para “fidelizar” a los empleados públicos en estos territorios insulares, ya que en la actualidad 1.000 euros- que reciben las categorías superiores- no han sido suficientes para consolidar las plantillas. “Existen otros condicionantes como la conectividad o la vivienda”, apuntan desde el sindicato, que a su vez también va a plantear la descentralización de las pruebas selectividad para estos territorios, es decir, que se celebren en la propia localidad de residencia y no en Madrid. Con ello se busca que los residentes opten por la Administración General del Estado y no por la local, como sucede ahora.

Comentarios