CGT Ceuta apoya la municipalización de la limpieza y acusa a TRACE de favorecer a sus afines

El sindicato denuncia que la empresa privada ha generado discriminaciones y tratos de favor entre la plantilla, y que ha ganado mucho dinero público sin aportar nada

cgt Trace

El sindicato CGT Ceuta ha mostrado su apoyo “sin reparos” a la municipalización del servicio de limpieza de la ciudad, que actualmente está gestionado por la empresa privada TRACE. Según CGT, esta medida supondría un beneficio para la plantilla, la ciudadanía y las arcas públicas, al eliminar una intermediaria que solo "busca el lucro" y que ha generado discriminaciones y "tratos de favor" entre los trabajadores y trabajadoras.

CGT asegura que hay un “amplio malestar” entre la plantilla por los cambios en sus puestos de trabajo y la desigualdad que sufren por no apoyar o recriminar las actuaciones del anterior presidente del comité de empresa y actual encargado general de TRACE, Juan Gutiérrez, que también es representante del PSOE. El sindicato denuncia que Gutiérrez hacía promesas incumplidas a los trabajadores y trabajadoras, mientras que premiaba a quienes le apoyaban en sus campañas políticas y a sus “palmeros”. Asimismo, acusa a otros miembros del comité de haber firmado la eliminación de la “bolsa de trabajo” del convenio colectivo, lo que les habría reportado beneficios personales por parte de la empresa, como contratos para sus familiares o allegados.

CGT considera que la municipalización del servicio ayudaría a recuperar el buen clima laboral, a mejorar la flota de vehículos (que califica de “caduca y obsoleta”) y a ofrecer un mejor servicio a la ciudadanía ceutí, que merece una Ceuta limpia y libre de residuos y basura en sus calles. Además, estima que se ahorraría dinero público al eliminar una empresa privada que no aporta nada y que ha ganado “ingentes cantidades” con la subcontratación.

El sindicato pone como ejemplo la “positiva experiencia” de la municipalización del servicio de limpieza en ciudades como Málaga, y apela a la “cordura” de otros sindicatos que se oponen a esta medida por “oscuros intereses”. CGT acusa a estos sindicatos de generar “desconcierto” entre la plantilla y de actuar como “asustaviejas” al amenazar con la pérdida de derechos o de empleo. Según CGT, los trabajadores y trabajadoras de TRACE cumplen con sus obligaciones “de la mejor manera posible”, pese a las “carencias de material” que les dispensa la empresa, y llevan años sacando adelante el servicio.

La Sección Sindical de CGT, que no forma parte del comité de empresa al no haber concurrido a las últimas elecciones sindicales, defiende “a ultranza” los servicios públicos y que estos se presten “directamente desde lo público”. También prioriza que las personas trabajadoras tengan las mejores condiciones posibles, y muestra su solidaridad con quienes se preocupan por la limpieza de Ceuta.

Finalmente, el sindicato lanza varias preguntas al aire: “¿Qué intereses ocultos se esconden tras la oposición a municipalizar? ¿En base a qué se defienden los intereses de una empresa privada cuyo único objeto es el lucro con el dinero público? Y sobre todo ¿Por qué se miente y amedranta a la plantilla?”. CGT solicita “alto y claro” al Gobierno de la ciudad que no dé marcha atrás con este cambio tan esperado, tanto por la plantilla de TRACE como por la ciudadanía ceutí.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad