Laboral

los vigilantes de seguridad, un colectivo olvidado y poco valorado

¿Dónde están los sindicatos y las administraciones?

vigilantes
photo_camera Vigilantes de seguridad en Loma Colmenar (ARCHIVO)

El presidente de la Asociación por la Seguridad Privada, Marea Negra, José Antonio Carbonell, se ha desplazado hasta la ciudad para conocer la situación de los vigilantes. Carbonell ha visitado diferentes zonas y ha asegurado que la impresión que se lleva y que le transmiten los afectados es que este colectivo está abandonado y poco valorado. 

El presidente de la Asociación por la Seguridad Privada, Marea Negra, José Antonio Carbonell, se ha desplazado hasta la ciudad para conocer la situación de los vigilantes. Carbonell ha visitado diferentes zonas y ha asegurado que la impresión que se lleva y que le transmiten los afectados es que este colectivo está abandonado y poco valorado. 

El máximo representante de Marea Negra ha calificado de "absurdo" los medios con los que cuentan los vigilantes para desempañar su trabajo en pleno siglo XXI y la formación que reciben.

Carbonell no ha podido esconder su asombro cuando se refiere a lo vivido en la avenida Cañonero Dato. Considera que los vigilantes de los diferentes comercios del puerto están en continua inseguridad e indefensión al estar rodeados de los menores extranjeros no acompañados y demás migrantes que deambulan por el lugar. "Los menas les causan muchos problemas pero es difícil acertar sobre cómo actuar con estos jóvenes ya que la policía no les hace nada". Marea Negra culpa de la situación a la administración. "Ellos tienen el problema porque o no saben hacerlo o no quieren". 

Por otra parte, Marea Negra denuncia la falta de trato "preferente y deferente" de los policías locales a los vigilantes de seguridad, "a los que no tratan como un compañero más". 

 

Intrusismo

Una vez más, la Asociación por la Seguridad Privada ha denunciado el intrusismo que existe en esta profesión. Carbonell se refiere principalmente al Plan de Empleo y a Amgevicesa, donde la Ciudad contrata a personas que no tienen la titulación de vigilantes para que realicen ese trabajo. 

El presidente de Marea Negra ha señalado con el dedo al portavoz del Gobierno, Jacob Hachuel, y es que este viernes conocíamos que la Ciudad ha dado a Amgevicesa la vigilancia de edificios públicos y la explanada para vehículos de porteo de Loma Colmenar. 

Una fórmula que ya han criticado los sindicatos y las asociaciones de vigilantes de seguridad que ven en esta práctica un claro ejemplo de “intrusismo” de la administración pública en un sector privado, con la destrucción de empleo y la competencia desleal que supone para las empresas. Una labor, recuerdan, que deben hacer vigilantes con su debida formación y experiencia y no trabajadores de Amgevicesa.

Hachuel, por su parte, ha negado que exista intrusismo recordando además que esta labor no requiere de vigilantes formados y basta con personal municipal.

 

Sindicatos y administraciones, desaparecidos

Durante su estancia en Ceuta José Antonio Carbonell asegura haber intentado acercarse a los sindicatos y a las administraciones sin suerte. En el caso de UGT, el presidente de Marea Negra lamenta que no se posicionen del lado de los vigilantes de seguridad y contesten al problema existente con un simple "nos estamos acomodando". 

A la Delegación del Gobierno Carbonell le pide que "tome cartas en el asunto" y a la Ciudad que cree la figura del director de Seguridad, tal y como queda reflejado en el actual Reglamento que están a punto de modificar, aunque lleva cuatro años de retraso. "Mientras exista el PP este borrador no verá la luz".