Laboral

Los trabajadores de Hércules pararán este jueves

Fachada ICD
photo_camera Los trabajadores pararán el jueves en un acto reivindicativo a las puertas de las oficinas del ICD

Se trata de un paro reivindicativo, de 10 minutos, para reclamar el pago de los atrasos en sus nóminas 

Los trabajadores de la empresa Hércules Servicios Integrados, que prestan servicio en los diferentes contratos  siguen esperando cobrar los atrasos de sus nóminas por lo que pararán este jueves, en un acto reivindicativo, durante 10 minutos. Será en las puertas de las oficinas del ICD, donde prestan servicio. 

La empresa y el sindicato CCOO firmaron hace unas semanas una tregua para encontrar una solución en 20 días naturales a la situación provocada por los impagos de la Administración en los diferentes contratos que esta tiene con la empresa, entre ellos el Polideportivo Guillermo Molina, y que según la patronal impedían el pago de las nóminas. Pero según otras fuentes, la Ciudad sí ha hecho frente a los pagos y son otros los motivos por los que Hércules no abona las nóminas a sus trabajadores.

A finales de agosto, el sindicato denunciaba que los trabajadores seguían "percibiendo sus salarios entre el día 08 y 12 de cada mes, cuando por convenio debieran recibirlo antes del día 5. Además, los trabajadores que no tienen las pagas extraordinarias prorrateadas, siguen sin percibir la paga extra de verano, que según convenio debe ser ingresada por parte de la empresa antes del día 20 de julio”.

El pasado 6 de septiembre, los trabajadores no habían percibido sus nóminas correspondientes al mes de agosto, y "como no puede ser de otra manera el cabreo fue mayúsculo, ya que la firma de dicho acuerdo, les llevo a suspender las movilizaciones que tenían pendientes" denunció CCOO.

El sindicato solicitó, el 7 de septiembre, una reunión urgente con la consejera de Juventud y Deporte, Lorena Miranda, para tratar de averiguar y solucionar el problema de atraso en el abono de las nóminas, que están sufriendo los trabajadores de la plantilla de Hércules servicios generales, empresa adjudicataria de las instalaciones del ICD en Ceuta, organismo dependiente de dicha consejería. Dicha reunión tuvo lugar y la consejera recibió de boca de los trabajadores las quejas, no sólo de los impagos, también del "acoso que reciben los trabajadores" más reivindicativos, según los trabajadores.

Porque ese es otro de los problemas de los trabajadores con esta empresa de servicios, que también tiene contrato también en el puerto deportivo y cuyo objeto social es el “desempeño de cometidos empresariales que permitan la integración a la vida laboral de personas discapacitadas o con especiales dificultades para la incorporación al mercado laboral”. Pero, así y todo empleados denuncian malas condiciones de trabajo, que vulnerarían claramente la Ley de Riesgos Laborales, especialmente en el caso de trabajadores discapacitados. Todo ello en un ambiente de trabajo no precisamente cordial. Los trabajadores hablan de “coacciones” y de constante vigilancia, de la plantilla “controlados por cámaras las 24 horas encima de nuestras cabezas dentro de la taquilla”, aseguró el sindicato en su momento.

Un entorno de trabajo tóxico que fomentaba la propia empresa a través de su área de Recursos Humanos, que, denunciaron, usa tretas para “intimidar y presionar” al personal, instando a que los trabajadores se vigilen entre ellos, “aprovechándose de trabajadores que en la mayoría de los casos son discapacitados psíquicos”.

Comentarios