Solidaridad denuncia presiones en Trace para forzar el rechazo a la municipalización de la limpieza

La organización creada por Vox asegura que se están adoptando medidas que perjudican a los trabajadores desde que se conoció la posibilidad de que la gestión del servicio pasara a manos de la Ciudad

Solidaridad

La organización Solidaridad, que cuenta con un delegado en el comité de empresa de Trace, gestora de la limpieza pública y la recogida de basuras, ha denunciado presiones sobre la plantilla para forzarla a que se oponga a la municipalización del servicio. Según sostiene Solidaridad en una nota de prensa, se están difundiendo «rumores intencionados» que hablan de la pérdida de puestos de trabajo si se consuma el proceso de municipalización.

La entidad asegura que la dirección de Trace está tomando medidas para perjudicar a los trabajadores desde que comenzó a plantearse la posibilidad de que el servicio fuera gestionado directamente por la Ciudad. Solidaridad denuncia que se han retirado cuatro camiones de carga trasera encargados de la recogida nocturna, lo que sobrecarga de trabajo al resto de camiones. «Además se ha quedado basura en la calle sin recoger ya que los otros camiones no pueden pasar por calles estrechas por las que sí accedía el que ha sido retirado», asegura la organización en su nota. 

Solidaridad y el sindicato CCOO son los únicos representantes de los trabajadores que se han pronunciado a favor de la municipalización del servicio.  Ante los movimientos de UGT, CSIF y UNT, que han anunciado que adoptarán medidas si el proceso de municipalización sigue adelante,  Solidaridad ha advertido de que no secundará ninguna huelga «interesada» que, según sostiene, es «ajena» a los intereses de la plantilla.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad