Laboral

“No somos moneda de cambio para presionar al Gobierno”, protesta la plantilla de Limpiasol

Las empleadas en la residencia pública se han movilizado tras cobrar con retraso, situación que les supone “un agravio para su economía personal y familiar”

Las 16 trabajadoras de Limpiasol en la Residencia de Mayores Nuestra Señora de África han salido hoy a la calle. Un parón de una hora en su horario laboral con el que han dejado claro que “no somos moneda de cambio para presionar al Gobierno”. Y es que, tras la denuncia por parte de CCOO ante la Inspección de Trabajo por impago de salarios, la empresa finalmente ha abonado las nóminas, aunque, eso sí, con retraso.

Coyuntura que para la central sindical no tiene cabida y han sido tajantes: “no lo vamos a consentir”. Entienden, por tanto, que supone “un agravio para su economía personal y familiar”, subraya el secretario de organización de CCOO, Ángel Lara.  “Muchas dependemos de este sueldo y lo necesitamos para inicios de mes, ya que tenemos asuntos pendientes por abonar y, de no hacerlo, nos conlleva recargos que, evidentemente, asumimos nosotras”, explica María Vilches, portavoz de las trabajadoras.

La propia Vilches apunta que el contrato recoge explícitamente que el abono de la nómina se debe efectuar entre el 1 y el 3 de cada mes, “aunque nunca ha sido así”. Sin embargo, el punto de inflexión en esta ocasión ha venido motivado porque por primera vez han sido advertidas verbalmente por parte de la empresa de que en caso de que la Ciudad Autónoma no ingresará la parte proporcional de la subvención correspondiente no procederían a abonarle la nómina del mes de septiembre.

Situación injustificada para la organización sindical, desde donde argumentan que “la empresa no se puede escudar en la transferencia de la Ciudad para vulnerar el Convenio Colectivo. Por ello, la presión y las manifestaciones van a continuar “hasta que se abonen las nóminas regularmente”.

Comentarios