Laboral

UGT y CCOO no ceden ante el convenio colectivo de Amgevicesa por contener “irregularidades”

bolsas-trabajo-amgevicesa
photo_camera Los dos sindicatos argumentan que el convenio contiene irregularidades que no van a votar. (ARCHIVO)

El Consejo de Administración paralizó la negociación colectiva tras detectar anomalías en algunos puntos, y se volverá a votar una vez que queden solventados

Las delegaciones de UGT y CCOO en Amgevicesa han cerrado filas frente a CSIF, después de que, según manifiestan, difundiese mensajes entre los trabajadores acusándoles de paralizar la mesa de negociación del convenio colectivo. “Es imposible porque nuestra representación es de tres delegados frente a nueve”, argumentan desde las centrales sindicales, donde apuntan que la mayoría para aprobar el convenio lo tienen en CSIF con cinco delegados.

Sin embargo, si bien la paralización de la mesa de negociación es un hecho, no partió por parte de estos dos sindicatos, sino del Consejo de Administración, como apunta el delegado de UGT, Javi Castro. “Detectaron que existían algunas irregularidades”, advierte, las mismas que les obligó a sendos sindicatos a oponerse a la votación. “Hay derechos que no pueden ser condicionantes”, expresa.

Las distintas variaciones de días por vacaciones entre trabajadores, la percepción salarial en el organigrama de la empresa, los pluses o la organización de las categorías superiores, generan una desigualdad entre los empleados que, a entender de los dos sindicatos, no es negociable. “Las subidas salariales están descompensadas cuando deberían ser algo lineal”. En este sentido argumentan que tan solo algunos trabajadores salen beneficiados de esos incrementos en el salario, mientras que el plus por nocturnidad no se ve alterado con el argumento de carencia de medios económicos.

Entienden que la negociación se debe retomar, pero, eso sí, “con un organigrama lógico y negociado”. Recuerdan, asimismo, que su aprobación en el Consejo de Administración es el primer escalón. Posteriormente deberá ser la Intervención y Delegación del Gobierno los que den el visto bueno a este convenio colectivo paralizado desde hace diez años.

Comentarios