UGT, CSIF y UNT tomarán «medidas más fuertes» si avanza la municipalización del servicio de limpieza

Los tres sindicatos atribuyen a CCOO «una maniobra oscura» para propiciar la gestión directa por la Ciudad del servicio

Un trabajador de Trace en plena faena (C.A.)
photo_camera Un trabajador de Trace en plena faena (C.A.)

«Medidas más fuertes». Esta es la expresión utilizada por los representantes de los sindicatos UGT, CSIF y UNT en el comité de empresa de Trace –gestora del servicio público de limpieza y recogida de residuos- para definir la respuesta que ofrecerán al Gobierno municipal si continúa adelante con la pretensión de municipalizar el servicio. Los tres sindicatos, que suman 11 de los 17 delegados del comité, han manifestado en un comunicado conjunto su absoluto rechazo a que el servicio pase a ser gestionado directamente por la Ciudad.

Uno de los argumentos empleados por los sindicalistas es el de que los avances hacia el modelo de gestión directa del servicio constituye una «maniobra oscura» impulsada por CCOO. Con una representación en el comité de 5 delegados, CCOO se ha mostrado firme defensor de la municipalización del servicio. «A fecha de hoy, y desde hace muchos años atrás, nos ha ido bien en la privada –sostienen los sindicalistas en su nota- ¿Por qué cambiar? ¿Por un capricho de un político? ¿Por capricho de un sindicato que está en minoría y lleno de rencor? No lo vamos a permitir y vamos a llegar hasta donde tengamos que hacerlo».

Esta declaración de oposición al modelo de gestión pública de la limpieza se produce en los días previos a la reunión que los miembros del comité celebrarán el próximo lunes con el presidente de la Ciudad, Juan Vivas.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad