Medio Ambiente

El Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes, desalojado

Los residentes abandonaban el centro para congregarse en la playa de Benítez. Las instalaciones han sido reabiertas y todos los migrantes han regresado ya a las dependencias. La Ciudad ha habilitado el polideportivo de Santa Amelia para acoger a las personas desalojadas de sus viviendas como medida preventiva. 

Mientras restos de cenizas procedentes del incendio del Monte de la Tortuga llegaban al centro de la ciudad, desde el operativo desplegado por las autoridades se organizaba el desalojo de las personas residentes en la zona donde se declaraba el fuego. Las noticias sobre el avance de las llamas en García Aldave comenzaban a ser conocidas por los residentes del Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI). La dirección recomendaba entonces a los internos que abandonasen las instalaciones ante el riesgo que podría suponer la inhalación de los humos procedentes del monte.  La mayoría de los inquilinos del centro decidía abandonarlo para concentrarse en la playa de Benítez. Un intenso chaparrón generaba la insólita escena que ofrecían decenas de migrantes corriendo por las aceras para guarecerse de la lluvia. A esta hora, todos los residentes ya han retornado al centro.

Para entonces, la Cruz Roja ya había establecido un centro de asistencia en el polideportivo Santa Amalia, habilitado para atender a las personas desalojadas de sus viviendas ante la amenaza del fuego. Los responsables del dispositivo de emergencias han decretado el desalojo de la barriada Postigo y la pista del Té de la Mora, así como de la protectora de animales y de la Hípica. La Ciudad ha fletado autobuses para el traslado de los evacuados.

Comentarios