Medio Ambiente

Desactivado el Plan Marítimo Nacional un mes después de los vertidos de fuel en la bahía norte

photo_camera Bel, González y Postigo, durante la proyección de uno de los vídeos/ A.S.

Capitanía Marítima da por controlada y normalizada la situación en las playas afectadas por los vertidos de combustibles. La Consejería de Medio Ambiente continúa con las labores de limpieza

Los servicios de salud de la ciudad atendieron durante el pasado año 74 casos de violencia de género. El dato ha sido ofrecido esta mañana por el director general del Instituto Nacional de Gestión Sanitaria (Ingesa), Fernando Pérez Padilla, al término del acto de presentación de la campaña de sensibilización contra la violencia de género promovida por la Delegación de Gobierno en colaboración con la Radiotelevisión de Ceuta (RTVCE) y el sindicato CCOO.

Bajo el lema “Yo digo no”, la televisión pública ha elaborado ocho vídeos que incluirá en su programación a lo largo de todo el año. Las piezas, protagonizadas por hombres, se abren con la leyenda “Hombres con la igualdad, contra la violencia de género” y ofrecen mensajes destinados a censurar el comportamiento de los agresores.

La campaña presentada esta mañana no se limitará solo a la difusión de los espacios televisivos. Paralelamente, se fomentará la divulgación de los recursos que las administraciones ponen a disposición de las víctimas y se organizarán cursos de formación destinados a empleados públicos, representantes sindicales y policías locales.

La presentación sentó a la mesa al delegado del Gobierno, Francisco Antonio González, la consejera de Presidencia, Yolanda Bel, y el secretario general de la Federación de Servicios a la Ciudadanía de CCOO-Ceuta, Emilio Postigo.

Atenciones

La mayoría de las atenciones a las víctimas fueron gestionadas por los servicios de urgencias del hospital universitario (57), mientras el resto se practicaron en los centros de atención primaria. Del conjunto de los casos, 14 tuvieron como víctimas a residentes de nacionalidad marroquí.

Pérez Padilla ha explicado que el personal sanitario enfrenta este tipo de situaciones con la aplicación estricta de un protocolo que pasa por notificar a la autoridad judicial cada caso del cual se tiene noticia. La incidencia pasa a registrarse en el historial médico de la víctima con el propósito de someter a seguimiento a la mujer agredida.

Comentarios