Medio Ambiente

EXIGEN UNA PLANIFICACIóN FORESTAL

Los ecologistas piden el fin de los ejercicios de tiro en el monte por incompatibles con la preservación del entorno

zona afectada incendio tortuga (24)
photo_camera Zona afectada por el incendio del Monte de la Tortuga/ ANTONIO SEMPERE/ARCHIVO

La asociación ecologista Septem Nostra reclama que la Ciudad ponga fin a los ejercicios con fuego real que Defensa organiza en los montes de Ceuta por resultar incompatibles con la preservación del patrimonio natural. Además, los conservacionistas exigen a la Ciudad que promueva una real planificación forestal para los montes de utilidad pública y de especial protección.

La reconsideración de los usos del monte como medio para garantizar su preservación y la obligación de acometer una planificación forestal resultan indispensables como fundamentos de una nueva política medioambiental en Ceuta. Así lo ha defendido la asociación ecologista Septem Nostra, cuyos responsables insisten en que el uso del monte como escenario de ejercicios militares debe ser suspendido por resultar incompatible con la conservación del patrimonio natural.

Las críticas suscitadas al expediente abierto por la Ciudad a consecuencia del incendio declarado el pasado octubre en el Monte de la Tortuga, provocado por unas maniobras con fuego real del ejército, han puesto en discusión la utilización que de los montes hace el Ministerio de Defensa.

“Hay usos, como éste, que resulta preciso regular –defiende el presidente de Septem Nostra, José Manuel Pérez Rivera- Es evidente que existe un conflicto de intereses entre lo que el ejército desea hacer y lo que la legislación establece como usos compatibles con la preservación de los montes”.

Pérez Rivera asegura que la proliferación de maniobras militares en los montes de la ciudad está íntimamente relacionada con los recortes presupuestarios impuestos por el Gobierno central. Según el presidente de la asociación, estos ejercicios solían desarrollarse en la Península, lo que obligaba a asumir un coste económico que resulta innecesario si se utiliza como marco los montes ceutíes.

 

Planificación forestal

La falta de una planificación forestal parece, sin embargo, venir de más lejos. El ecologista explica que desde 1956, con el fin del Protectorado español en Marruecos, las políticas de preservación del monte en Ceuta se han caracterizado por su relajación. Un ejemplo de ello, según Pérez Rivera, es la construcción en el Hacho de la urbanización del Poblado de San Antonio sobre un monte declarado de utilidad pública. “Entonces, nadie llamó la atención sobre el hecho de que aquello no podía hacerse”, denuncia.

La planificación forestal solicitada por los conservacionistas habría de incluir, entre otras consideraciones, las actuaciones de repoblación en zonas quemadas, como es el caso de las áreas calcinadas por el incendio en el Monte de la Tortuga. Septem Nostra advierte de que estas reforestaciones requieren una programación previa y una actuación decidida para evitar que en épocas de intensas lluvias se acabe perdiendo la delgada capa de suelo fértil que podría garantizar el éxito de la intervención.

Tomando como ejemplo el caso del siniestro en la Tortuga, Pérez Rivera ha acusado a la Ciudad de mantener una actitud de extremada reserva y falta de transparencia a la hora de dar a conocer sus actuaciones y de facilitar información. El conservacionista ha criticado que el Gobierno local no haya tenido en cuenta a los miembros del Consejo Sectorial de Medio Ambiente para participarles información sobre los accidentes que han dañado el patrimonio natural durante el último año.

 

Comentarios