Obimasa impulsa acciones orientadas a la preservación del medio natural, la flora y la fauna

Obimasa ha dado el visto bueno a cuatro expedientes que se traducirán en la activación de un plan contraincendios, la adopción de medidas contra el picudo rojo y para la preservación de ficus y la firma de un convenio con la Universidad de Sevilla

 Incendio en García Aldave / Archivo
photo_camera Imagen de la zona devastada por el último incendio en García Aldave (C.A./ARCHIVO)

El consejo de administración de la sociedad municipal Obimasa ha aprobado cuatro expedientes orientados a la preservación del medio natural y la flaura y la fauna locales, cuyas acciones se ejecutarán a lo largo de las próximas semanas.

El primero de ellos contempla el encargo a Tragsatec, filial de la sociedad estatal Tragsa, de la consultoría y asistencia técnica para la elaboración del plan anual de vigilancia, prevención y extinción de incendios de forestales para los años 2023 y 2024. El documento describirá las actuaciones que impulsará la Ciudad para minimizar el riesgo de incendio. El contrato de asistencia técnica cuenta con un presupuesto de 25.454 euros. Este plan de prevención contra incendios estará financiado con un millón de euros.

Tragsa se encargará también de los trabajos de mantenimiento y minimización de riesgos de caída de ficus de Ceuta, un proyecto para el que se destinarán 62.657 euros. La sociedad estatal se ocupará durante seis meses de practicar poda de ramas secas, revisar anclajes, evaluar el estaco fitosanitario del arbolado, eliminar solería que impida el desarrollo de raíces y otras intervenciones. Estas actuaciones resultan necesarias para conservar  esta arboleda de Laureles de Indias en las mejores condiciones y con las mayores garantías de seguridad para los transeúntes. 

 

Contra el picudo rojo

Otro de los expedientes aprobados por el consejo de administración de Obimasa se refiere a la lucha contra le picudo rojo. Dese 2009, Obimasa impulsa acciones de choque para la erradicación de este tipo de escarabajo, sumamente dañino, que ha ido continuando en el tiempo mediante  diferentes encargos  a Tragsa. En el periodo 2015-2019 no se detectaron indicios de la presencia de este agente nocivo, sin embargo, desde junio de 2019 se localizaron nuevamente, por lo cual se adoptaron medidas que requieren de un seguimiento permanente y de acciones de vigilancia para evitar infestaciones, especialmente en palmeras. Para la campaña de esta temporada, que durará 11 meses, se destinarán 96.000 euros.

Finalmente, Obimasa ha aprobado el sexto convenio de colaboración entre la sociedad   y la Fundación de Investigación de la Universidad de Sevilla para la aprobación de la memoria de actuación «Monitorización temporal de especies protegidas e invasoras en el litoral de Ceuta 2023/2024», referida a los estudios sobre la patella ferruginea, especie de lapa protegida y en peligro de extinción, y a los diversos tipos de algas invasoras presentes en los últimos años. En este caso, el importe es de 65.000 euros.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad