Otras noticias

los marranela operaban en el campo de gibraltar y la costa del sol

La Guardia Civil y los Carabinieri acaban con un clan camorrista radicado en España

Un guardia civil conduce a uno de los detenidos en la operación "Maverick II" (MINISTERIO DEL INTERIOR)
photo_camera Un guardia civil conduce a uno de los detenidos en la operación "Maverick II" (MINISTERIO DEL INTERIOR)

La operación se ha saldado con la detención de 14 personas y la apertura de una investigación sobre las actividades de otras 7. Los implicados son italianos y británicos, algunos de ellos huidos de la justicia, españoles, dominicanos y rumanos.  

La Guardia Civil y los carabinieri italianos han desarrollado de forma conjunta la operación “Maverick II”, una actuación policial que ha permitido la desarticulación de una de las más importantes y violentas organizaciones criminales dedicada al tráfico de drogas internacional asentadas en la Costa del Sol y el Campo de Gibraltar. Parte de los miembros de esta organización pertenecían a la Camorra italiana, concretamente al conocido "Clan de la Marranella”.

La operación se ha saldado con la detención de 14 personas y la apertura de una investigación sobre las actividades de otras 7. Los implicados son italianos y británicos, algunos de ellos huidos de la justicia, españoles, dominicanos y rumanos.  

Los miembros de esta organización eran los encargados de conseguir  y transportar el hachís que finalmente era vendido y consumido en las calles de Roma.

Para la adquisición de la sustancia estupefaciente en España, el clan contaba con la colaboración de un grupo de ciudadanos británicos asentados en el Campo de Gibraltar, si bien gran parte de la mercancía con la que traficaban era conseguida mediante lo que en el argot policial y delincuencial se denominada como "vuelcos", es decir, en  el robo de partidas de droga a otras organizaciones criminales.

 

Dos italianos secuestrados

Los miembros de la organización se empleaban con una violencia extrema, sin dudar en utilizar armas de fuego para  secuestrar a otros narcotraficantes de la zona. Solo en el año 2018, los miembros del grupo participaron en el secuestro de dos ciudadanos italianos y el intento de secuestro de otro narcotraficante de nacionalidad española.
En marzo de 2018, a plena luz del día y en una céntrica calle de la localidad malagueña de Manilva, introdujeron a la fuerza en el interior de un vehículo a dos supuestos narcotraficantes italianos a punta de pistola,  a los que mantuvieron retenidos durante varias horas.

Meses más tarde, en octubre de 2018, tras robar un cargamento a un importante grupo de narcotraficantes asentados en la zona de Manilva, los ahora detenidos decidieron secuestrar al líder de esa organización criminal para que le facilitara la ubicación de más "guarderías" donde ocultaban y custodiaban otras partidas de droga. 

De esa manera, en las inmediaciones del domicilio de la víctima, en el centro de ese municipio, miembros de esta organización se abalanzaron sobre él, propinándole una brutal paliza e intentando introducirlo en un vehículo, hecho que no llegó a consumarse al ser auxiliado por familiares y personas de su entorno, produciéndose un tiroteo entre los miembros de ambas organizaciones criminales.



Transportes a Italia

La droga robada era transportado hasta Roma por un carretera, oculta en el interior de autocaravanas alquiladas conducidas por un hombre y una mujer con el propósito de ofrecer la apariencia de que quienes viajaban en su interior turistas.

 

Clan de los Marranella

La organización estaba liderada por tres miembros de una misma familia italiana, padre y dos hijos, ubicados en la Costa del Sol y pertenecientes a un  clan mafioso italiano, concretamente de la ciudad de Roma y conocido como "Banda della Marranella"

Este peligroso grupo criminal  fue desarticulado en varias ciudades italianas el pasado mes de octubre, cuando el cuerpo de Carabinieri de Ostia, en Roma, detuvo a 42 personas y se incautó de bienes valorados en más de 2 millones de euros.

A lo largo de la investigación se han intervenido más de 500 kilos de  hachís en diversas aprehensiones realizadas en España, Italia y Francia, así como seis turismos y una autocaravana utilizados para el transporte de las sustancias estupefacientes.

Los agentes han practicado tres registros domiciliarios en distintas localidades de la Costa del Sol, donde residían los miembros de la organización, a quienes se ha  intervenido dinero en efectivo y varias cantidades de hachís y marihuana.

 

Un zulo en La Línea

La Guardia Civil ha descubierto en el interior de una finca ubicada en la barriada de El Zabal de La Línea de la Concepción un zulo de grandes dimensiones. El habitáculo estaba perfectamente panelado, apuntalado y totalmente operativo para ocultar grandes cantidades de droga en su interior previamente a su envío a Italia.

Esta operación ha sido ejecutada por el Equipo contra el Crimen Organizado de la Unidad Central Operativa (UCO), con sede en Málaga, junto al Arma de Carabinieri de Ostia (Roma)  y dirigida por el Juzgado de Instrucción número 2 de Estepona (Málaga), el cual ha decretado prisión para 13 de los detenidos.

En la fase de explotación de la investigación, y debido a la peligrosidad de los ya detenidos, han participado equipos de asalto especializados pertenecientes al Grupo de Acción Rural  (G.A.R.) de la Guardia Civil, así como con unidades territoriales de la Comandancia de Málaga.

Comentarios