en españa

El PNV y el PSE cierran un acuerdo para gobernar en coalición en el País Vasco

Los socialistas volverán a entrar en un gobierno de coalición con los nacionalistas, aunque por el momento no se han determinado los departamentos que podrían quedar en manos del PSOE.

rey_lehendakari_urkullu_20141121_01
photo_camera Urkullu, durante una audiencia con el rey Felipe VI/ CASA REAL

Estrella Digital/Samuel Jiménez

El PNV y el PSE-EE han alcanzado finalmente un acuerdo para formar un gobierno de coalición en el País Vasco presidido por Iñigo Urkullu para los próximos cuatro años. Sólo falta que este lunes las dos formaciones sometan el acuerdo a su respectivos órganos internos, la Asamblea Nacional del PNV y el Comité Nacional del PSE-EE. Una vez investido como presidente, Iñigo Urkullu procederá a la formación del ejecutivo de coalición, con presencia de los socialistas por primera vez desde 1998. La Comisión Gestora del PSOE, por el momento, no ha valorado el pacto y ha afirmado que se pronunciará oficialmente una vez que conozca el contenido y alcance.

Tras varias horas sin la confirmación del acuerdo por parte de ninguno de los dos partidos, el PNV ha dado a conocer el pacto a través de un breve comunicado. El PSE también lo ha hecho mediante la red social Twitter. El presidente de los nacionalistas, Andoni Ortúzar, y la secretaria general de los socialistas vascos, Idoia Mendia, han cerrado los últimos flecos del pacto este domingo de madrugada. Las negociaciones han visto sus frutos finalmente después de superar el principal escollo que residía en el desarrollo del autogobierno y en las cuestiones relativas a la paz y a la convivencia. El acuerdo gira en torno a cuatro ejes: el empleo y el desarrollo económico, los servicios públicos, la paz y la convivencia y el desarrollo del autogobierno vasco.

El PSE volverá a entrar en un gobierno de coalición con los nacionalistas, aunque por el momento no se han determinado los departamentos que podrían quedar en manos de los socialistas. El ejecutivo tampoco mantendrá idénticas consejerías a las actuales (ocho), ni en el número ni en su composición.

El pacto será refrendado este lunes por la Asamblea Nacional del PNV y por el Comité Nacional, y podría firmarse de manera oficial este martes, un día antes del pleno de investidura de Iñigo Urkullu como lehendakari, que de esta forma será reelegido para el cargo el jueves en segunda votación y por mayoría simple, con el respaldo de 37 parlamentarios: los 28 de los nacionalistas y los nueve de los socialistas.

De esta forma, jeltzales y socialistas vuelven a retomar la coalición como sistema de Gobierno en el País Vasco, una fórmula que ya utilizaron durante once años entre 1987 y 1998, fecha en la que la legislatura concluyó abruptamente con la dimisión de los consejeros socialistas, que estuvo motivada por el rechazo del PNV a una propuesta del PSE para que en la reforma del reglamento del Parlamento Vasco se incluyera el acatamiento de la Constitución por parte de los diputados electos.

Tras el divorcio del PNV y el PSE en 1998 se abrieron años de distanciamiento y desencuentros entre ambas formaciones que se han mantenido durante las tres legislaturas en las que los nacionalistas gobernaron con EA y EB y, posteriormente, después de que el PSE, por primera vez, se hiciera en 2009 con Ajuria Enea gracias a unas elecciones en las que no concurrió la izquierda abertzale y al apoyo que les dio el PP. Las malas relaciones entre nacionalistas y socialistas finalizaron en septiembre de 2013 tras llegar a un pacto de estabilidad política y presupuestaria que garantizó a partir del ejercicio de 2014 presupuestos en las principales instituciones. Desde entonces, los dos partidos gozan de un buen clima de entendimiento y las coaliciones han sido habituales en otras instituciones como diputaciones forales y ayuntamientos.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad