Otras noticias

en españa

Podemos pide a las bases apoyo a una moción contra el uso "delictivo" del Estado

pablo iglesias
photo_camera El líder de Podemos, Pablo Iglesias/ E.D.

La formación morada le resta relevancia al proceso interno del PSOE y asume que presentará una moción de censura para perderla en el Parlamento, pero encuentra compensación en ganarla en la calle y en el apoyo de la sociedad civil.

Estrella Digital

Podemos arranca el próximo lunes la consulta para preguntar a sus bases si ante la "utilización" del Estado "para fines delictivos" apoyan la moción de censura anunciada contra el Gobierno del PP, que se presentará en mayo, aunque la fecha concreta está pendiente de la decisión de la ejecutiva.

"Ante la actual situación de excepcionalidad provocada por la corrupción estructural y la utilización de las instituciones del Estado para fines delictivos, ¿apoyas que Unidos Podemos-ECP-En Marea impulse una moción de censura contra el PP en el Congreso de los Diputados?". Esa es la pregunta que Podemos planteará a los más de 480.000 inscritos en la formación morada, en una consulta que se abrirá el lunes y que concluirá el 15 de mayo.

La moción contra Mariano Rajoy será abordada también en la ejecutiva del partido del próximo lunes, en la que se abrirá el debate sobre la fecha más conveniente para registrar esa iniciativa en el Congreso.

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ya ha dejado claro que la "vida interna" del PSOE no debe marcar el camino de la la formación morada, porque mucho más importante es la situación de "emergencia democrática" en España. No es descartable, por tanto, que Podemos registre su moción de censura antes de las primarias socialistas del domingo 21 de mayo, y algunos de los representantes políticos y de asociaciones que se han reunido con la formación morada estos días han confirmado que esa es la idea que les han trasladado los portavoces del partido.

La tercera semana de mayo, entre los días 16 y 19, será, de esta manera, una de las opciones que tendrá sobre la mesa el lunes la ejecutiva. De aprobarse esa fecha, el debate ya se celebraría después de las primarias socialistas, ya que según el Reglamento del Congreso deben transcurrir al menos cinco días entre el registro de la iniciativa y su votación en el pleno; aunque no se fija un plazo máximo para celebrar el debate.

Fuentes de la dirección de Podemos recuerdan que los tres candidatos a la Secretaría General del PSOE han dejado claro su rechazo a la moción de censura, por lo que es poco probable que, sea quien sea el nuevo líder de los socialistas, cambien su posición. Por ello, Podemos le resta relevancia al proceso interno del PSOE y asume que presentará una moción de censura para perderla en el Parlamento, pero encuentra compensación en ganarla en la calle y en el apoyo de la sociedad civil.

Con ese fin planifica la concentración convocada el 20 de mayo en Madrid, un día antes de las primarias del PSOE, con el convencimiento de que serán capaces de llenar la Puerta del Sol, y ese es el único aval que necesitan para reafirmar la conveniencia de impulsar la moción de censura. Un análisis con el que, a cuatro años de los comicios, parecen estar mirando ya a las próximas elecciones y abonando terreno para la siguiente cita con las urnas.

En la moción de censura, según marca el reglamento del Congreso, Podemos deberá incluir un programa alternativo de gobierno y un candidato a la Presidencia. Aunque la presentación de candidato "independiente" es una de las posibilidades que han sonado en la última semana, parece difícil que presenten un aspirante a la Presidencia que no sea su secretario general, Pablo Iglesias. No obstante, desde la dirección insisten en que no han entrado todavía a estudiar ese punto en concreto, que irán paso a paso y armarán primero su programa alternativo.

De ese programa ya ha avanzado Iglesias algunas líneas maestras. Llevará un paquete de propuestas económicas, incluyendo una reforma fiscal progresiva, la racionalización de la reducción del déficit público, un plan de renta garantizada, el mantenimiento del poder adquisitivo de las pensiones, la recuperación de las ayudas en dependencia y un plan integral de igualdad.

Asimismo, apostará por un plan de transición energética, medidas para fomentar el empleo de calidad "con sueldos dignos" e impulsará a los ayuntamientos como "palanca de los servicios públicos".

El otro eje del programa alternativo de Podemos se centrará en medidas de regeneración, que incluirán la derogación de los plazos de investigación de los casos de corrupción en los tribunales, iniciativa que también han llevado al Congreso en forma de proposición de ley. Apuestan además por incrementar la independencia de la Fiscalía General del Estado, de la Fiscalía Anticorrupción y de los organismos reguladores frente a "injerencias" del Gobierno. Y para "desmontar las bases estructurales de la corrupción", propondrán la prohibición de las "puertas giratorias" y la contratación pública con empresas que tengan filiales en paraísos fiscales, además de reformar el Código Penal para endurecer el castigo de los delitos económicos.

Estas son algunas propuestas que incluirán en la moción de censura y que han estado debatiendo estos días con diferentes asociaciones de la sociedad civil.

Del resto de fuerzas políticas del arco parlamentario, sólo han hablado de momento con Bildu y Compromìs y puede que la próxima semana mantengan algún contacto con ERC y con PDeCAT.

Comentarios