Otras noticias

La Policía Nacional alerta de una nueva modalidad de estafa a través de 'Bizum'

bizum-kMPF--620x349@abc

La inmediatez y la sencillez de los pagos a través de la aplicación la han convertido en un blanco fácil para llevar a cabo diferentes tipos de fraude. 

 

 

Agentes adscritos al Grupo de Delitos Tecnológicos de la Policía Judicial de la Jefatura Superior de Policía de La Rioja han alertado de un nuevo tipo concreto de estafa a través de la aplicación Bizum.

La clave de su éxito está en la inmediatez y la sencillez de los pagos, por ejemplo entre particulares se puede pasar dinero en 3 segundos. Cuando la cantidad es pequeña o la persona a la que se le pasa dinero es habitual, hay bancos que no solicitan ningún pin extra. Sin embargo, en grandes cantidades funciona de modo distinto: lo habitual es que Bizum envíe un mensaje con un código que el interesado debe introducir para poder cerrar la operación.

La cantidad máxima que se puede enviar al día es de 1.000 euros, pero se pueden recibir hasta 2.000 euros.

Precisamente la rapidez en los envíos y estas pequeñas cantidades han hecho de Bizum un blanco fácil y ahora se ha visto envuelto en diferentes modalidades de estafa. 

Una de las modalidades más extendidas de estafa, denunciada esta misma semana en la Jefatura Superior de La Rioja, es el procedimiento mediante el cual un supuesto comprador, en este caso de un vehículo, se pone en contacto con el vendedor del mismo, manifestando que esta interesado en la compra. 

Posteriormente, el supuesto comprador indica que pagará en "concepto de reserva" la cantidad de 400 euros a través de la aplicación Bizum, y el vendedor acepta el procedimiento. Sin embargo, el estafador en vez de realizar el pago, envia una solicitud de dinero con el objetivo de que su víctima sea quien envíe dicho importe. Sin ser consciente, el vendedor acepta el pago y es él quien transfiere la cantidad de 400 euros al falso comprador.

Cuando el vendedor se da cuenta del error intenta contactar con el comprador y este no da señales, por lo que no tiene forma de que se le devuelva el dinero. Es en este momento cuando la víctima de la estafa se da cuenta del engaño y acude a las dependencias policiales con el objetivo de interponer una denuncia.

Otro de los ejemplos más extendido es cuando las víctimas supuestamente reciben una llamada de teléfono desde su compañía telefónica para rebajarles la factura u ofrecerles regalos.

Comentarios