Otras noticias

dos discursos, dos tonos diferentes

Puigdemont le espeta al rey: "Así no"; el Gobierno le replica: "Es un viaje a ninguna parte"

Puigdemont se ha dirigido directamente al monarca asegurando que ha decepcionado a mucha gente con su discurso. Minutos después la vicepresidenta respondía asegurando que "causa sonrojo que Puigdemont recuerde al Rey sus obligaciones constitucionales cuando él ha olvidado todas las suyas".

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemontt, se ha mostrado esta noche crítico con el discurso del Rey. "Majestad, así no", ha dicho, tras acusarlo de ponerse "al lado de las políticas" del PP y de "haber decepcionado a mucha gente en Cataluña que lo aprecia" por no aludir al diálogo como vía para resolver el conflicto ni a los heridos en las cargas policiales del último domingo.

Puigdemont ha afirmado que la independencia de esta comunidad autónoma del resto de España está "más cerca que nunca" y advirtió de que su Gobierno "no se desviará ni un milímetro del compromiso de paz y serenidad pero a la vez de firmeza con la que queremos hacer las cosas" en el camino hacia la secesión del resto de España.

Proclamó que Cataluña es "un pueblo unido, un solo pueblo que hace piña en la defensa de los valores de la democracia" y arremetió contra las "cargas injustificadas" que la Policía Nacional y la Guardia Civil realizaron el 1 de octubre para tratar de retirar las urnas que la  Generalitat había repartido con motivo del referéndum ilegal de independencia que el Tribunal Constitucional suspendió y el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña ordenó impedir.

Además, hizo varias alusiones al "diálogo" y a la "mediación" para tratar de solucionar la crisis sobre la tesis de que Cataluña "quiere continuar contribuyendo al desarrollo del Estado español y jamás va a prescindir de la enorme riqueza que representa la pluralidad" y señaló que mantiene "una puerta siempre abierta al diálogo".

sáenz de santamaríaSáenz de Santamaría, durante su intervención televisada (GOBIERNO DE ESPAÑA)

Minutos después de este discurso, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha pedido al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, que "respete a España, que respete a Cataluña, que trate a sus instituciones con el respeto que merecen y que respete sobre todo a los catalanes".

"Puigdemont está absolutamente fuera de la realidad. Causa sonrojo que Puigdemont recuerde al Rey sus obligaciones constitucionales cuando él ha olvidado todas las suyas", ha apuntado la vicepresidenta.

Sáenz de Santamaría ha reprochado a Puigdemont que "en lugar de atender la llamada a la moderación, a la cordura, a la convivencia democrática", el líder catalán ha llevado a la región a una situación única: "Nunca han vivido Cataluña y España una fractura como la que vivimos ahora", el momento de "mayor intranquilidad de toda su historia".

"Cada mensaje del señor Puigdemont es un nuevo desasosiego, una intranquilidad y un viaje a ninguna parte", ha concluido la vicepresidenta. 

Comunicado del Gobierno

Comentarios