Cuatro detenidos por realizar tratamientos estéticos ilegales que dejaron a una mujer en coma

Se han incautado multitud de productos químicos y utensilios destinados a las intervenciones estéticas

La Policía Nacional ha detenido a cuatro personas, en dos operaciones distintas, por realizar tratamientos estéticos ilegales sin ningún tipo de control sanitario, y que dañaron a varias personas, una de ellas quedó en coma.

Los primeros hechos ocurrieron la madrugada del 25 de noviembre, cuando la víctima y un amigo acudieron a un piso turístico situado en el distrito Centro de la capital para someterse a un procedimiento estético que consistía en el suministro de inyecciones 'quemagrasas'. Tras la hospitalización de una de las pacientes, los detenidos le exigieron 6.000 euros por los gastos hospitalarios y 300 más por el traslado en ambulancia. Por este tratamiento, solicitaron a la víctima 3.500 euros.

Esa misma tarde, el estado de salud de la mujer comenzó a empeorar teniendo que ser trasladada a un centro hospitalario, donde entró en coma, encontrándose actualmente en estado muy grave. Estos hechos se denunciaron el pasado 8 de diciembre, iniciándose las labores de investigación.

Los agentes lograron identificar y localizar a un hombre y una mujer que carecían de titulación médica alguna, los cuales tenían previsto viajar al extranjero y no regresar hasta el mes de marzo. Ambos fueron detenidos como presuntos autores de tales hechos pasando a disposición de la autoridad judicial. La investigación continúa abierta, no descartándose la existencia de nuevas víctimas. 

Inyecciones de forma ambulante en Pozuelo

En otra operación llevada a cabo en la localidad de Pozuelo de Alarcón, agentes de la Policía Nacional, conjuntamente con la Policía Municipal de esta localidad, los agentes interceptaron un vehículo en el que viajaba una pareja -un varón y una mujer- tras salir de una vivienda unifamiliar.

En el registro del vehículo se localizó una mochila que contenía numerosos fármacos, así como diferentes productos químicos para tratamientos estéticos.

Avanzadas las pesquisas, se pudo comprobar que en el interior de la vivienda se encontraban dos mujeres que manifestaron haber sido inyectadas con distintos productos en zonas del rostro. Habrían pagado cada una 250 euros por los servicios estéticos prestados, careciendo la vivienda de toda medida higiénica y sanitaria.

Los dos fueron detenidos como presuntos autores de un delito contra la salud pública, por poseer y administrar compuestos y fármacos de origen extranjero, sin garantía sanitaria ni titulación médica alguna. En el lugar, fueron intervenidos aproximadamente unos 4.000 euros y 5.000 coronas de la República Checa. La investigación permanece abierta .

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad