Otras noticias

en el mundo

La victoria de Trump desata una ola de protestas en EEUU

No Trumpo
photo_camera Nueva York fue escenario de la marcha más multitudinaria /Estrella Digital

La marcha más multitudinaria tuvo lugar en Nueva York al grito de "Trump no es mi presidente". Hay decenas de detenidos por desórdenes públicos. 

Estrella Digital

"Todos tenemos ahora que estar apoyando a Trump en su objetivo de unir y dirigir el país". Así, con la conciliación como bandera, Barack Obama llamó a todos los ciudadanos a dejar de un lado las diferencias ideológicas para apoyar el trabajo que tendrá el presidente electo en su objetivo de reunificar el país. Pese al optimismo que el presidente saliente pretendía insuflar a millones de estadounidenses decepcionados, las protestas y las vigilias se han extendido por todo Estados Unidos para dejar claro su rechazo a la victoria de Trump en las urnas y a su llegada a la Casa Blanca.

De este a oeste y de norte a sur. La ola de protestas ha estallado a lo largo del país en más de una veintena de ciudades. Miles de personas se han echado a las calles de las principales ciudades del país para expresar su malestar por la victoria del candidato presidencial republicano. La movilización más multitudinaria tuvo lugar en Nueva York, donde unas 5.000 personas según la policía se concentraron en la Torre Trump, sede de la actividad empresarial del presidente electo, al grito de "Trump no es mi presidente", consigna que se llegó a convertir en 'trending topic' mundial. 

Los manifestantes, en su mayoría jóvenes, fueron convocados por organizaciones sociales y grupos políticos de izquierda en la plaza Union Square y en Columbus Circle. Ambas marchas se unieron en la Sexta Avenida de Nueva York, cerca de la Torre Trump. Algunas celebridades como la cantante  Lady Gaga, que apoyó a Hillary Clinton, secundó una protesta que se saldó finalmente con la detención de al menos 30 personas por desórdenes públicos.

Filadelfia, Chicago, Boston, Denver, Seattle, Portland, Los Angeles, San Francisco y Washington también mostraron su indignación por el resultado de las elecciones. Todas ellas son bastiones demócratas en los que Hillary Clinton ganó a Donald Trump por amplios márgenes. La mayoría de las protestas transcurrieron sin incidentes, aunque en algunas ciudades como Oakland (California) se vivieron algunos momentos de tensión después de que algunos manifestantes formaron algunas barricadas a las que prendieron fuego y se produjeron choques con la Policía en el acceso a una autopista.

"No al KKK (Ku Klux Klan), no a EEUU. fascista, no a Trump" fue uno de los gritos que corearon los 2.000 manifestantes que se concentraron en la ciudad de Portland, los 2.000 concentrados. En Richmond (Virginia), lugar de residencia del senador Tim Kaine, compañero de fórmula de Clinton, los manifestantes rompieron los cristales de la sede del Partido Republicano.

Sin embargo, la calma fue la tónica predominante en la mayoría de las protestas. En Seattle se escucharon lemas como "¡Levántense y resistan!", “Nos mantenemos unidos” y “Tú no eres Estados Unidos, nosotros somos Estados Unidos”, fueron algunas de las frases repetidas. En Washington, la capital del país, un centenar de personas gritaron "amor, no odio" durante la marcha.

En Los Ángeles, la movilización la han protagonizado varios cientos de ciudadanos de origen latino que se han concentrado ante el ayuntamiento.

Comentarios