Política

Rontomé le pide a Hamed que no utilice el Sacrificio para enfrentar "porque da alas a otras formaciones"

sacrificio
photo_camera Reses en una ganadería. (ARCHIVO)
La formación localistas le exigía hace unos días al Ejecutivo explicaciones públicas, y le tachaba de "mercadear" con la festividad.

El Gobierno, a través de su portavoz de su portavoz adjunto, Carlos Rontomé, ha salido al paso de las acusaciones que vertía hace unos días MDyC que le señalaba de "mercadear" con la festividad del Sacrificio. “El señor Vivas no está haciendo ningún favor a la comunidad musulmana cuando anuncia la celebración de esta festividad”, esgrimía la formación, mientras que desde el Ejecutivo le han pedido que deje las festividades a un lado y "no las utilice como elemento de enfrentismo" ya que, a su entender, este tipo de afirmaciones tan solo "dan alas a otras formaciones que están empeñadas en salir" (en alusión a la ultraderecha).

Con ello, desde la Ciudad se ha hecho un llamamiento a la unidad, “para que salga bien y sea un día de celebración”. Precisamente, el portavoz ha insistido que la nueva organización que se está preparando este año busca “su normalización”, al objeto de finalizar con los constantes cambios que cada año la caracterizan. “, Esperamos que este sea el inicio de un camino que la convierta en otra fiesta cualquiera más. Creemos que es la vía correcta, y esperamos para perdure en el tiempo”, ha dicho Rontome.

Apenas un mes escaso resta para que la comunidad musulmana festeje su celebración más remarcada del calendario, sin embargo, hasta el momento no se ha aclarado cuál va a ser el proceder, ni cómo va a tener que actuar la ciudadanía, más allá de lo recogido en los pliegos del contrato de la empresa adjudicataria. Tampoco ha despejado las dudas el portavoz adjunto del Gobierno al ser preguntado sobre ello, y simplemente se ha remitido al contenido que recoge dicha documentación.

Desaparecen las carpas, y tampoco se recurrirá al Matadero municipal como se hizo el pasado 2021. Nada nuevo. Como ya se anunció hace meses, serán mataderos portátiles, en total cinco ubicados en cinco barriadas - aunque se desconoce cuáles- “accesibles para las familias”, los emplazamientos en los que se desarrolle el ritual durante un período de tres días.

Según recoge la licitación del contrato, serán los ganaderos quienes trasladen las reses hasta el punto del sacrificio. Pero más allá de ahí se puede leer. El proceder por parte de la ciudadanía, es una cuestión que ha quedado a dilucidar más adelante.

Comentarios