Política

Pleno ordinario de la Asamblea

Vivas se defiende, casi veinte años después, de su decisión de apoyarse en tránsfugas para acceder por primera vez a la presidencia

Vivas, antes del comienzo del pleno (C.A.)
photo_cameraVivas, antes del comienzo del pleno (C.A.)

El debate de la propuesta para aplicar los pactos antitransfuguismo alcanzados por las fuerzas políticas nacionales en las dos últimas décadas ha servido a la oposición para recordar a Vivas sus acuerdos con los diputados del extinto GIL.

“Fue un incumplimiento del pacto antitransfuguismo por interés nacional”. Casi veinte años después, Juan Vivas se ha visto obligado a defenderse de los reproches que le ha dedicado la oposición en el pleno de la Asamblea por el apoyo que entonces recibió de cinco tránsfugas del extinto GIL para acceder por primera vez a la presidencia de la Ciudad.

Ante las censuras de la portavoz de MDyC, Fátima Hamed, y del diputado no adscrito José María Rodríguez, Vivas ha insistido en la excepcionalidad de lo que ocurrió hace dos décadas.

El insólito debate se ha planteado durante la discusión de una propuesta planteada por Vox para aplicar los acuerdos antitransfuguismo alcanzados en los últimos veinte años por los partidos nacionales. El objetivo de Vox no era otro que el de aislar políticamente a José María Rodríguez y María del Carmen Vázquez, quienes abandonaron recientemente la disciplina del partido para convertirse en diputados no adscritos. La propuesta ha sido finalmente aprobada con los votos de PP y Vox.

Rodríguez y Vázquez han reclamado la palabra al presidente Vivas al considerarse aludidos por la iniciativa, una petición que ha sido rechazada, con el apoyo de la secretaria general, por el presidente Vivas.

Comentarios