Puerto

La petrolera Ducar tenía encargado el transporte de fuel a la flotilla rusa que navega hacia Siria

submarino ruso
photo_camera Un submarino ruso entra en el puerto de Ceuta durante una visita en agosto del pasado año/ ANTONIO SEMPERE

La compañía petrolera Dúcar, en la que el eurocomisario Miguel Arias Cañete poseyó acciones hasta su nombramiento como responsable de Energía de la Unión Europea, preveía llevar carburante a los navíos que conformaban la flotilla rusa y que obtuvieron permiso para hacer escala en Ceuta, según publica InfoLibre.

Sin embargo, el aprovisionamiento de combustible no se pudo llevar a cabo, ya que las autoridades rusas comunicaron el miércoles al Gobierno español que renunciaba a los permisos solicitados para que sus barcos de guerra hicieran escala en los próximos días en Ceuta con el propósito abastecerse. Los buques forman parte de la flotilla que se dirige a Siria. 

Las embarcaciones de la armada rusa se han convertido en una presencia familiar para las autoridades portuarias ceutíes en el transcurso de los últimos años. Sin embargo, la revelación de que los buques de guerra se encaminan hacia Siria para participar en el esfuerzo bélico ha colocado al Gobierno español en una difícil situación.

Rusia tenía autorización para que tres de sus barcos atracaran en Ceuta entre el viernes y el miércoles próximos para surtirse de combustible.

El equipo del comisario subraya que ni a él ni a su mujer ni a sus hijos les une ya ningún vínculo con la compañía, que su cuñado y antiguo socio, Miguel Domecq, conserva bajo control de la familia

Comentarios