Opinión

El DUA y el silencio de algunos

El Ayuntamiento de Ceuta dio un paso atrás el día que dejó en solitario a la Agencia Tributaria para valorar si los envíos postales que llegan a Ceuta a través de Correos, tienen valor comercial o no.

El Ayuntamiento de Ceuta dio un paso atrás el día que dejó en solitario a la Agencia Tributaria para valorar si los envíos postales que llegan a Ceuta a través de Correos, tienen valor comercial o no. Esa tarea, que estaba compartida entre un funcionario de la Ciudad y un resguardo fiscal, reconocía sobre la marcha todas las circunstancias que concurrían en cada ocasión, quedando solventada para los ciudadanos, en la mayoría de los casos, la recepción inmediata del envío sin necesidad de ejecutar trámite adicional alguno: el ciudadano satisfecho, el operador público Correos no sufría deterioro y el poder recaudatorio de la Agencia Tributaria y los arbitrios municipales cumplidos.

Pero en algún momento, alguien decide cambiarlo ¿Ha explicado algún representante de la Consejería de Economía y Hacienda, en una sola ocasión, por qué se producía la decisión de cambiar el anterior modelo por el actual que tantos quebraderos de cabeza están causando a los ciudadanos?

Raro es el ciudadano que utiliza habitualmente a Correos de forma particular, no comercial, que no tenga acumulada algunas quejas.

No cabe duda de que el usuario tiene que pagar según el valor de lo que recibe; casi siempre IPSI más DUA, pero… cuando lo recibido no tiene un fin comercial e incluso valor comercial, ¿qué tratamiento da Aduana? El mismo; solo que ahora, con declaración jurada incluida y, muy a menudo, con doble imposición de IPSI+IVA más las molestias y los retrasos que se producen.

Además, con la implantación de este nuevo modelo, el ciudadano siempre está bajo sospecha y en una vuelta de tuerca más, la Agencia Tributaria se reserva bloquear el envío si el destinatario del mismo no ha cumplido sus deberes con Hacienda, por lo que, hasta tanto, el paquete no llegaría nunca a su destino. ¿Será Constitucional la medida? Yo lo pongo en duda.

En todo caso, nuestra administración más cercana, el Ayuntamiento de Ceuta, la que se beneficia económicamente, la que comparte las medidas que se aplican con la Agencia Tributaria en lugar de buscar soluciones, permanece en total silencio y de brazos cruzados, pues no sabe, no responde, a pesar de que le pitan los oídos un día sí y el otro también.

Comentarios