Opinión

¿Planes de empleo para quienes más lo necesiten?

Sobre los planes de empleo hay tantas opiniones como se quiera, como se suele decir, los planes de empleo valen para una cosa y para la otra. Están permanentemente reajustándose desde sus inicios, con la incorporación de cupos y nuevos criterios que los enriquezcan de forma que lleguen a los demandantes de empleo “que más lo necesiten”, según la versión oficial.

Sobre los planes de empleo hay tantas opiniones como se quiera, como se suele decir, los planes de empleo valen para una cosa y para la otra. Están permanentemente reajustándose desde sus inicios, con la incorporación de cupos y nuevos criterios que los enriquezcan de forma que lleguen a los demandantes de empleo “que más lo necesiten”, según la versión oficial.

¿Lo necesiten? ¿Cuál es la verdadera finalidad de los planes de empleo? Hasta ahora se ha tratado de que cumplan una doble función: orientar, formar y atender a los demandantes de empleo con menos ingresos familiares. ¿Deberíamos estar satisfechos con lo conseguido hasta ahora después de todos estos años de funcionamiento? Rotundamente no.

Los agentes económicos y sociales presentes en la Comisión Ejecutiva del SEPE son incapaces de hacer ver a ambas administraciones que los planes de empleo no deben servir para enchufar a conocidos y amiguetes, no deben producir prestamismo laboral, se deben ceñir a las memorias por las que fueron aprobados, no deben servir para destruir empleo estable y destruir empresas, no deben servir para tapar las necesidades reales y carencias que las administraciones tienen de personal, empleando mano de obra barata gracias a éstos -para eso están las ofertas públicas de empleo-, no se puede generar el efecto agravio comparativo entre trabajadores del mismo sector de actividad e intrusismo, como en la actualidad ocurre en el sector de limpieza pública viaria, denunciado por el Comité de Empresa de trabajadores de TRACE; etc., etc., etc. 

Me decía un buen amigo que algo entiende de estas cosas que, si la principal función de los planes de empleo es la toma de contacto de los demandantes de empleo con el mundo laboral y la formación, por qué cuando algunos han pasado por estos planes una y otra vez siguen enganchados y repiten, repiten y repiten. ¿Cuándo dejan de tomar contacto con el mundo laboral y cuántas veces más hace falta hacerlo, cuándo dejan de recibir esta misma formación?

 Por otro lado, me preguntaba mi amigo: ¿por qué a muchos de los que están en Colaboración Social no los llaman si tienen la condición de parados y antigüedad suficiente como demandantes de empleo?

Corrupción querido amigo, corrupción y connivencia, le respondí yo.

Comentarios