Opinión

Tragsa, Tragsatec-Trace

TRACE podría ser la guinda del pastel de TRACSA, engullirla, sólo es cuestión de tiempo. Las recientes declaraciones del consejero de Fomento, Néstor García, donde dice: “con TRAGSA las cosas van estupendamente, mientras que con las licitaciones no se puede avanzar” han puesto de manifiesto que la operación TRACE continúa en la mesa de nuestro amado Presidente.

TRACE podría ser la guinda del pastel de TRACSA, engullirla, sólo es cuestión de tiempo. Las recientes declaraciones del consejero de Fomento, Néstor García, donde dice: “con TRAGSA las cosas van estupendamente, mientras que con las licitaciones no se puede avanzar” han puesto de manifiesto que la operación TRACE continúa en la mesa de nuestro amado Presidente.

TRAGSA ha desembarcado en la ciudad para llevárselo ¡TODO! y la guinda de ese todo es el contrato de limpieza pública viaria. Si a ello se suman todas las informaciones publicadas recientemente en cuanto a que nuestro Alcalde y TRACE están haciendo las cuentas para romper ya su contrato, poco habría que añadir.

Tan maléfico plan dejaría a un colectivo tan numeroso en condiciones laborales tan pobres que, ni en sus peores sueños se podrían imaginar, dado que difícilmente operaría la subrogación empresarial ya que en este caso TRAGSA actuaría como medio propio del ayuntamiento, por lo que, en ningún caso, se estaría ante sucesión de contratas.

Parece ser que esta ambiciosa y despiadada actuación pudiera ser objeto de ensayo previo con las Brigadas Verdes, el tiempo lo dirá.

A esta teoría no le faltan numerosos precedentes en nuestro país que la avalen e incluso ya existen apuestas sobre cuándo se producirá el “sorpasso”.

Como un tsunami, TRAGSA, del grupo –SEPI-, aparece en nuestra ciudad de la mano de nuestro Presidente-Alcalde, Juan Jesús Vivas. Lo que empezó como algo necesario para prevenir y combatir el escarabajo picudo de nuestras palmeras puede, finalmente, ir haciéndose con la gestión de la limpieza pública viaria y borrar del mapa a numerosas empresas y si no que se lo pregunten a los arquitectos de la ciudad que están parados.

Por cierto, “seguid dormidos empresarios ceutíes” vuestro Alcalde-Presidente os desea que descanséis en paz.

Comentarios