Opinión

Endiosados

Los periodistas somos testigos silenciosos de cuanto pasa en la ciudad. La objetividad debe ser nuestra máxima a la hora de enfrentarnos a una información pero hay ocasiones en los que es muy difícil no dejarse llevar. Y hoy ha sido una de esas ocasiones.

Los periodistas somos testigos silenciosos de cuanto pasa en la ciudad. La objetividad debe ser nuestra máxima a la hora de enfrentarnos a una información pero hay ocasiones en los que es muy difícil no dejarse llevar. Y hoy ha sido una de esas ocasiones. Durante la celebración de la Junta General de Acemsa esta mañana, Gobierno y oposición se han enfrentado por el sueldo del nuevo gerente de la empresa municipal del agua, que percibirá 6.000 euros mensuales. El PP ha defendido el sueldo con una frase totalmente errónea y que ha retratado perfectamente el estado de semidioses en el que algunos políticos de esta ciudad creen vivir. El presidente de Acemsa ha justificado el “megasueldo” del gerente asegurando que pagar menos de esta cantidad sería “encutrecer” el cargo. Increíble. Insólito. Vergonzoso. Tal vez quienes encutrecen la figura del político son declaraciones como las que se han oído hoy en el salón del pleno.

También se ha justificado este “macrosueldo” utilizando la vieja excusa de “es lo que cobra en la empresa privada”. Pues que se quede en la empresa privada. ¿Por qué los ciudadanos tienen que pagar ese sueldazo a un gerente del que ni siquiera se sabe exactamente a qué se dedica? ¿Por qué tiene que pagar el ciudadano ese dineral cuando no es un cargo de vital importancia? Y sobre todo ¿cómo se puede justificar este despilfarro de las arcas municipales comparando la labor que desempeña un médico o un profesor con la de un gerente, como se ha escuchado hoy desde la bancada popular? Increíble. Insólito. Vergonzoso. Tal vez quienes se sientan cada mes en el salón de pleno hayan olvidado que ese sueldo con el que juegan y sobre el que deciden, sin ningún miramiento, no es suyo.

Habrá quien al leer este editorial lo tache de demagogo pero más demagogo es decir que si se paga a un gerente de una empresa municipal 1.500 euros, sólo podrá ocupar el cargo quien cobre esa cantidad en la empresa privada, que, según se ha escuchado de nuevo desde la bancada del PP, suele ser gente con escasa formación. Increíble. Insólito. Vergonzoso. Tal vez quienes llegan a fin de mes gracias a los impuestos de todos los ciudadanos vivan tan endiosados que no sepan que, desgraciadamente, hoy hay licenciados que no cobran más de 1.000 euros y no es precisamente por su falta de formación.

Comentarios