Opinión

Vivas tiene un plan

El Gobierno de la Ciudad tiene un plan. A lo largo de las últimas semanas, el presidente Juan Vivas y su consejero Emilio Carreira han venido ofreciendo pistas acerca de las medidas que articularán su proyecto para la potenciación del comercio local.

El Gobierno de la Ciudad tiene un plan. A lo largo de las últimas semanas, el presidente Juan Vivas y su consejero Emilio Carreira han venido ofreciendo pistas acerca de las medidas que articularán su proyecto para la potenciación del comercio local. Las rebajas fiscales para determinados productos y la creación de un cheque “incentivo” para turistas, cuyo coste soportarían las navieras casi íntegramente, son los grandes reclamos del anunciado plan.

Las fiestas han ensordecido durante prácticamente una semana cualquier debate político. Pero el estruendo de la Semana Santa ha cesado. Ahora se hace preciso evaluar el alcance real de esta iniciativa. Y eso sólo será posible si el Gobierno precisa los detalles de su ofensiva en defensa de la economía ceutí. Sería bueno conocer los plazos fijados para la entrada en vigor de todas las medidas anunciadas: cuándo comenzarán a aplicarse las bajadas de los tipos del IPSI (la Consejería de Hacienda anunció que estas rebajas afectarían al calzado, la ropa, los productos tecnológicos, la relojería y los cosméticos) o qué naviera ha aceptado las condiciones que impone el Gobierno Vivas para la financiación del “cheque-compra” (18 de los 22 euros del coste del mismo habrían de ser asumidos por las compañías).

Sólo si estos datos se proporcionan podrá valorarse con la seriedad que merece una propuesta de este alcance. Arrastrar hasta el 24 de mayo el espantajo de un plan que no tenga más interés que el de animar la campaña de los populares haría un flaco favor a los contribuyentes y a la imagen misma de la ciudad. Las vacaciones han concluido, y ya ha llegado el momento de que el Gobierno ofrezca información. 

Comentarios