Opinión

Un hospital de primera con unos accesos de tercera

Las mejoras anunciadas por la ministra de Sanidad, Asuntos Sociales e Igualdad, Dolors Montserrat, han despertado mucha expectación y han sido diversos los análisis que por parte de las distintas formaciones políticas y sindicatos que se han hecho de sus palabras.

Aparte de ser el banco de pruebas de un programa de atención sociosanitaria, la ministra también anunció el inicio de las obras del centro de salud del Tarajal y la reforma del edificio de las Mutuas, que acogerá el servicio de urgencias de Atención Primaria y el del 061.

Aparte de ello, el capítulo de personal también contemplará un incremento con la incorporación de 21 efectivos, 14 para el Hospital Universitario y 7 para Atención Primaria.

Pero quizá lo que más llamó la atención de las promesas de la ministra fue el anuncio de la puesta en marcha de un Plan Estratégico para los próximos cuatro años para la sanidad ceutí. Con el mismo se pretende, con la colaboración de los profesionales, realizar una planificación adecuada de las infraestructuras, personal y de todas las necesidades que en materia sanitaria necesite la ciudad.

Cabe pensar que con estas mejoras, como no puede ser de otra manera, Ceuta va a contar con un hospital y una atención sanitaria de primera. Todo ello está muy bien y no es cuestión de afear, para nada, la buena voluntad y el compromiso, como dijo Montserrat, del Gobierno con Ceuta. El Ejecutivo de Rajoy, a través de la ministra, puso en escena su sensibilidad.

Pero aprovechando el anuncio de estas mejoras tampoco hubiese estado mal que el Ejecutivo hubiese mostrado la misma sensibilidad para con otra infraestructuras, tan necesarias y vitales para la metrópolis como la sanitaria, ya que cualquiera que conozca el día a día de esta ciudad se preguntará, y con razón, qué para que sirven todas estas inversiones si cuando es necesario ir al Hospital Universitario o al centro de salud del Tarajal, por citar algunos ejemplos, el ceutí tiene que sufrir un verdadero calvario por culpa de los colapsos que a diario se viven en la Nacional 352. Es justo que Ceuta tenga un hospital y una sanidad de primera, aunque no puede tener unos accesos de tercera

Comentarios