Opinión

No se entiende

Hay cosas que pasan en esta ciudad que no se entienden se miren por donde se miren. Hay muchos productos, fiestas o iniciativas que vienen del otro lado del charco y que se consideran absurdos o innecesarios como puede ser el eterno debate sobre la fiesta de Halloween pero hay otras que pueden resultar beneficiosas para determinados sectores.

Hay cosas que pasan en esta ciudad que no se entienden se miren por donde se miren. Hay muchos productos, fiestas o iniciativas que vienen del otro lado del charco y que se consideran absurdos o innecesarios como puede ser el eterno debate sobre la fiesta de Halloween pero hay otras que pueden resultar beneficiosas para determinados sectores. En este caso nos referimos al Viernes Negro, una idea yanqui que se celebra el día después de Acción de Gracias en el que las tiendas ofrecen descuentos interesantes y que puede ayudar a dar un impulso a los comercios. De ahí que España haya hecho suya la propuesta y prácticamente todo el país lo celebra mañana. Pero en Ceuta somos especiales hasta para eso.

La Cámara de Comercio ha decidido celebrar la Noche en Blanco el mismo días del Viernes Negro y del encendido del alumbrado navideño. ¿No hay más días? ¿Por qué no se separan estas dos jornadas y así se incita al consumo durante dos días? No se entiende que se unan en un mismo día y menos todavía que a la Noche en Blanco se le dé ese aire comercial cuando en esencia nació como una noche cultural y, para más inri, que coincida con otra medida que pretende dar un empujón al comercio local.

Así que mañana más que el Viernes Negro o la Noche en Blanco será el día gris porque no se sabrá si la noche ha sido un éxito por blanca, por negra o por las luces de la Gran Vía. Lo que está claro es que se gastan dos cartuchos en un mismo disparo y no está la cosa como ir desaprovechando oportunidades.

Comentarios