Opinión

Un poco de seriedad

Repetir el ya manido discurso de que en política todo vale, a estas alturas, parece una cuestión menor e, incluso, infantil. Pese a ello, en Ceuta parece que hay quien todavía no se ha dado cuenta de ello y sigue cometiendo los mismos errores, con las consecuencias que ello conlleva sobre todo si se trata de la clase política.

Tras haber superado el proceso electoral del 26-J, las cosas en la metrópolis caballa siguen igual y los políticos se tiran los trastos a la cabeza, aunque en ocasiones sin conocerse muy bien los motivos. En otras, las disputas dialécticas provocan vergüenza y sonrojo a la ciudadanía, que asombrada termina por no dar crédito a lo que ve, lo que oye y lo que lee.

El caso más reciente ha sido el de la aparición de casos de sarna. Antes de comenzar; ¿A quién creen los ciudadanos?  El quid de la cuestión estriba, al parecer, en la fecha de los partes médicos, si es que existen claro. La socialista Nuria Miaja, que fue la que denunció la aparición de los casos en las playas del Tarajal y el Chorrillo, ha vuelto a insistir este viernes en la certeza de la información transmitida, precisando que en su momento argumentó que los casos eran en el periodo de mayo hasta la actualidad. Fernando Pérez Padilla, director territorial del Ingesa, este viernes ha dado, junto a Adela Nieto, todas las explicaciones científicas habidas y por haber, aunque es cierto que ha dicho que, tras examinar las actuaciones del servicio de Urgencias, en la última semana no aparecen partes que confirmen la existencia de un brote de sarna. La pregunta es obligada; ¿A quién creen los ciudadanos?

No estaría de más que con este tipo de asuntos se tuviera un poco más de seriedad, ya que con toda la información que están haciendo pública las partes, uno no sabe qué hacer ni cómo actuar.

Comentarios