Opinión

Trío de pasiones

Recién salido de los cabreos monumentales que me llevaron por tierras almerienses con una cosa que me gusta y que me duele, vuelvo a Ceuta, mi tierra. Por si alguien lo ignora, La Legión se fundó aquí caminito del centenario, y todavía se escuchan las pisadas en la Posición A, allá por el Pico de los Monos.

Recién salido de los cabreos monumentales que me llevaron por tierras almerienses con una cosa que me gusta y que me duele, vuelvo a Ceuta, mi tierra. Por si alguien lo ignora, La Legión se fundó aquí caminito del centenario, y todavía se escuchan las pisadas en la Posición A, allá por el Pico de los Monos.
No sé cuál será el contingente que se desplazará hasta Mali, pero sucederá este año, por el mes de noviembre. Tendremos a nuestros soldados un tiempo de seis meses. No hay mejor solución para el militar que el deber cumplido.

Asimismo,  se espera la composición de la fuerza que abarque la misión, a sabiendas de que serán unidades de Infantería, como La Legión y Regulares, así como Artilleros, Zapadores, Ingenieros más efectivos de Guardia Civil e Infantería de Marina. Así ha ocurrido en otras  ocasiones para conformar la denominada EUTM Mali (European Union Training Mission) que ya empezó a funcionar hace dos años al mando del general de Brigada Alfonso García-Vaquero Pradal, que mandó el Tercio Duque de Alba hace cuatro años. Ahora está otro viejo conocido de la guarnición ceutí al mando del contingente en Afganistán, el coronel Sebastián Vega Murcia, que estuvo al mando de los Regulares Ceuta 54.
Y tras esta opinión sobre una de las aficiones y conocimientos que me abarcan más de lo que uno quisiera o pudiera, me meto de lleno en la fiesta que llega por febrero, el Carnaval, donde Doña Cuaresma se presenta tan prontito que ya después de la Cabalgata de Reyes está cantando coplas en el Gran Teatro Falla de Cádiz. Los nervios de cada año esperando a que los autores de postín vayan mostrando pasodobles que se conviertan en himnos e historias por los siglos de los siglos, en la Tacita, allende sus fronteras.
Ya los nervios y comentarios entre voces de amigos hacen que el entusiasmo llegue a raudales cada año antes que Febrerillo el loco haga su entrada triunfal en Ceuta, esperando como se porte el poniente o el levante y traiga esos chaparrones que se hacen de rogar como el gordo por Navidad.
Y por último, el fútbol, tras ver comerse el turrón a Rafa Benítez en el Madrid pero no el roscón de Reyes. Más de lo mismo pasó en el Ceuta con Juan Ramón. Rodó su cabeza pensando que vendría algún Mesías para la afición ceutí que calara hondo en el vestuario como para hacer crecer emociones antaño compartidas. Ya hay rumores de que Cándido Rosado no llegará a tiempo para la final del Falla ni para la del Auditorio del Revellín, pendiente de algún cuplé o cuarteta chirigotera que saque los colores a historias y situaciones que se hayan dado en el equipo caballa, que suena ya a chirigota que canta mirando al palco o zona noble del Murube.
Este es el triplete de comienzo de año donde se mezclan pasiones que hacen un triplete, un tridente o un trío que completa la terna donde se junta el poderío y seña de identidad caballa por excelencia: algo intocable en Ceuta  como es La Legión Española; febrero, donde ya cantamos coplas de otros años ; y el fútbol, bálsamo para que llegue el lunes donde poder asomar la cabeza por el cachondeíllo popular.

Comentarios