Opinión

Agit Prop y la Ley de Seguridad Ciudadana

Seguro…seguro…que esta expresión es totalmente conocida por todos, pero creo que de vez en cuando debe ser de nuevo recordada por todos. Así que en este artículo intentaré expresar, no la verdad de lo que significa, puesto que, si lo hago seguro que mentiría, sino que lo haré con un neologismo muy extendido, “el de Post verdad”, que ya la analizaba Platón, según el cual un tal Protágoras, afirmaba que siendo el hombre la medida de todas las cosas, solo es verdad la que para él le parezca de las cosas que conoce, es decir, que la verdad depende de cómo cada uno la considere.

Aunque él mismo reconocía que esta idea es la expresión de los hombres indecisos, sin doctrina fija y con espíritu tímido. Platón considera esta expresión propia de los hombres indecisos, sin doctrina fija y con espíritus tímidos.

Por ello empezaré con mi postverdad sobre la propaganda. Concepto distinto de lo que conocemos como publicidad. Así y de esta manera lo considero como la forma de implantar un programa político en las cabezas de los futuros votantes, intentando que los disidentes de sus programas se sientan culpables de no someterse al pensamiento único que ellos intentan imponer.

Con ella se presiona a los ciudadanos a adaptarse a los usos e ideas de los gobernantes en post de una homogeneidad social, percibida por ellos como bien indispensable. Con ello justifican los innumerables pogromos, discriminaciones, persecuciones, medidas legislativas de presión estigmación, señalamiento público…

Con ello, la propaganda se convierte en la moderna arma de la manipulación. Y así, mintiendo, tergiversando los datos, nos hacen creer lo que ellos quieren. Y en esto están fervorosamente dedicados la mayoría de nuestros medios de comunicación subvencionados con dinero público, bien directamente o a través de la denominada publicidad institucional, siendo esa la razón de la manipulación apabullante a los que no se someten a sus, medios, porque así se lo han ordenado a ellos.

Con ella, la propaganda, se intenta manipular nuestras mentes, con la intención de la élite gobernante (actualmente social comunista) de obtener un dominio absoluto del conjunto de la población, que la acepta para no tener problemas.

Ahora, intentaré explicar mi postverdad sobre el concepto de “Agitación”, tan necesaria y dependiente de la propaganda. Porque con ella, se intenta asustar, amedrentar e imponer el silencio a todos los demás ciudadanos que no acepten sus ideas, en conclusión, romper un sistema de convivencia. Normalmente son una minoría sus actores, pero muy activos y preparados en la lucha callejera. La mayoría de ellos, también subvencionados y apoyados por los que subvencionan la propaganda.

Este último apoyo a la agitación, es lo que estamos viendo actualmente en la actividad legislativa del gobierno, aspecto claro como el que se demuestra con el intento de cambiar, entre otras, la ley de Seguridad ciudadana, con la que pretenden desarmar y dejar sin cobertura jurídica, ni medios a nuestros cuerpos y fuerzas de seguridad.

Fuerzas y cuerpos de seguridad, que protegen y vigilan la pacífica convivencia y libertad de todos los ciudadanos. Porque dicha intención es clara, es decir…preparando el futuro y si se pierde el gobierno de la nación, poder sacar a sus masas de acoso a las calles, dejando impunes sus acciones contra los demás al impedir que las Fuerzas y cuerpos de seguridad puedan defendernos de ellos.

Esta intención, ya lo estamos viendo en el gobierno catalán, que persiguen a los Mozos de escuadra en sus actuaciones defendiendo el orden público a tiempo que defienden a los alborotadores de los CDRs, mientras limitan su capacidad de reacción a los cuerpos encargados de mantener la paz y el orden social.

Por ello, es importante el apoyo el próximo día 27 a la manifestación de los cuerpos y fuerzas de seguridad que se va a celebrar con la asistencia de todos los sindicatos y miembros de dichos cuerpos, manifestando su rechazo absoluto a dicha ley al tiempo que defienden la seguridad de todos en nuestra vida social. Y es necesario porque si no estamos obligados a caminar por la servidumbre de los pensamientos rígidos. Así, digamos también con ellos… “NO A LA INSEGURIDAD CIUDADANA”

Comentarios