Opinión

“OXI” griego… con incertidumbre

¡Su miedo… no es nuestro miedo! Esto es al parecer lo que han dicho los griegos a la Eurozona con el amplio “OXI” dado en el referéndum del domingo. Porque parece que en esa nación miembro de la Unión europea ha decidido democráticamente que la eurozona debe ser de los pueblos, no de los bancos. De esta manera la amenaza del miedo difundida por los gobiernos europeos no ha triunfado en los griegos. Bien… y ahora... ¿Qué? Pues creo que… ¡nada! porque el “OXI” no ha sido a la permanencia en la Eurozona, ni ha significado la salida de Grecia de la unión. Simplemente ha sido un no a las condiciones del acuerdo que se querían imponer desde la troika, y es lógico que el Oxi haya sido la opción mas deseada de los ciudadanos griegos. ¿Quién quiere ir voluntario a pasarlo mal? ¡Creo que nadie! Y el pago de la deuda como dije antes solo lo va a sufrir de verdad el ciudadano de a pie, que en ningún momento ha participado de dicha dilapidación económica. ¿Cómo ellos… los ciudadanos que son los votantes iban a decir que si a las medidas de austeridad?

Pero… ¿cuáles han podido ser las razones del pueblo griego…? y vámonos a olvidarnos de las soflamas de patrioterismo barato, orgullo y demás zarandajas que se han explicado hasta la saciedad para justificar su decisión plebiscitaria. Vamos a ver las condiciones en las que viven los griegos… Una deuda que supera más del 180 % de su PIB, que principalmente se apoya en el turismo. Es por ello una deuda inasumible, tan inasumible que hasta el FMI ha reconocido la imposibilidad de superar dicha situación de endeudamiento. Deuda que obliga a vivir a muchos griegos (sobre todo pensionistas) en situaciones de pobreza rayanas a la exclusión social. Y con este “OXI”… Grecia ha dicho claro y alto que no puede pagar a la Eurozona su deuda.  ¡Solo quieren un acuerdo de sostenibilidad de su deuda! ¡Bien eso parece que ha dicho el pueblo griego con su Oxi a los nuevos recortes!

Pero… ¿cuáles han sido los motivos conocidos para llegar a este extremo? Entre otros y para empezar una mentira en sus cuentas que les permitió integrarse en la eurozona. ¡Oigan…y tenían controladores de la Unión cuando lo hacían! Luego también ellos son culpables de la situación actual. Y no olvidemos que un error de principio es la mitad de todo. A ello también debemos saber que han sido los diferentes gobiernos los verdaderos culpables bien porque no han sabido o porque no han querido manejar bien la situación… ¡Total el dinero venia de fuera y que se encargue el que venga de resolverlo! También una edad de jubilación temprana y un estamento de defensa sobredimensionado, y si seguimos sumando una huida de capitales increíble y…más…y más… cosas

Pero… ¿que pasa ahora por las cabezas de los miembros de la eurozona? Porque ahora se habla de que existen unas normas y que estas se deben cumplir… ¡De acuerdo!…las normas son para todos y su cumplimiento permite una estabilidad de los asociados en su futuro. Normas que el gobierno griego conocía y aceptaron. Y aquí, si que cabe el termino jurídico de solidaridad, dar y recibir o lo que es lo mismo “reciprocidad”, por lo que no es de recibo que ahora no las cumplan. Máxime cuando muchos países entre ellos el nuestro han prestado mucho dinero a Grecia y esperamos que se nos reintegre. Por eso creo, que el “OXI”... no fue hacia el incumpliendo de las normas, sino a la búsqueda de un acuerdo que permita a la nación  griega crecer para pagar la deuda según dichas normas. Y el austericismo tantas veces impuesto no ha solucionado casi nada.

Luego llegamos a una encrucijada terrible. ¡Hay que pagar, pero no se puede pagar sin crecimiento! ¿Qué hacer…?.¿Eternalizar una parte de la deuda en el tiempo a largo plazo y dejar tan solo la parte asumible por la economía nacional que seguirá a rajatabla las condiciones impuestas? Creo que en ese sentido irán los futuros acuerdos. Porque de otra forma una deuda inasumible en su totalidad solo llevará a una deriva eterna de pobreza, austeridad e impago. La otra opción de regresar a la moneda nacional tampoco solucionaría nada… ni a los acreedores ni a los deudores. Y este acuerdo y resultados son validos prácticamente para todos los países del sur de Europa. Por lo que estamos hablando de una catarsis que exige solución global de la eurozona que satisfaga a todos los estados miembros.

Así…que creo que solo queda una solución viable para todos… ¡Llegar a un acuerdo de pago y facilidad para ello! Luego…este “OXI” multitudinario, apenas a cambiado la situación que hasta ahora se venia produciendo. Tan solo se exige un cambio de acuerdo más sostenible para toda la eurozona, que están todos obligados alcanzar. Porque la constitución de Europa, no contempla la expulsión de ningún miembro, salvo que voluntariamente el país determinado lo decida unilateralmente. Y al margen de que en estos momentos la credibilidad y el futuro de la eurozona esta en entredicho si no se buscan soluciones para las dos partes, hay que dar una solución al pueblo griego.                 

Y ya para terminar, a pesar de las mil noticias y recelos levantados en todos los medios de comunicación, solo hay una solución que pasa por alcanzar un acuerdo de pago de la deuda, evitando en lo posible el austericismo al que estamos sometidos. Porque la austeridad no permite el crecimiento y el pago de la deuda exige un crecimiento de la economía nacional. Ahora eso sí… la eurozona deberá asumir las perdidas que se produzcan en los nuevos acuerdos de la deuda.

En conclusión, y en lenguaje cervantino… ¡Fue y…no paso nada! Ya que solo queda esperar el ineludible acuerdo al que todos estaban y están obligados a alcanzar. Luego… ¡Todo sigue igual!

Comentarios