Opinión

Frente al terrorismo, unidad de los demócratas

El pacto contra el terrorismo yihadista suscrito el pasado mes de febrero, en el Congreso de los Diputados, entre las dos grandes formaciones de ámbito nacional, Partido Popular y Partido Socialista Obrero Español, supuso la constatación de un acuerdo histórico entre demócratas con medidas claves para garantizar las libertades de todos los ciudadanos. Medidas vertebradas alrededor de tres ejes prioritarios en la lucha contra un terrorismo aún desconocido; tipificación delitos relacionados con el yihadismo, refuerzo de instrumentos utilizados por jueces, fiscales y Fuerzas de Seguridad así como,  la promoción  del consenso y la coordinación con las instituciones internacionales y el resto de formaciones políticas.

El pacto contra el terrorismo yihadista suscrito el pasado mes de febrero, en el Congreso de los Diputados, entre las dos grandes formaciones de ámbito nacional, Partido Popular y Partido Socialista Obrero Español, supuso la constatación de un acuerdo histórico entre demócratas con medidas claves para garantizar las libertades de todos los ciudadanos. Medidas vertebradas alrededor de tres ejes prioritarios en la lucha contra un terrorismo aún desconocido; tipificación delitos relacionados con el yihadismo, refuerzo de instrumentos utilizados por jueces, fiscales y Fuerzas de Seguridad así como,  la promoción  del consenso y la coordinación con las instituciones internacionales y el resto de formaciones políticas.

Los demócratas del mundo reunidos en la Cumbre del G20 celebrada en Turquía la pasada semana,  coincidieron en que  los mejores instrumentos para combatir el terror yihadista, que sacude brutalmente a nuestra sociedad sin distinciones de ningún tipo,  son la acción de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, la actuación de jueces y tribunales, y la cooperación internacional en un conflicto globalizado. Sin ninguna duda, la unidad de los demócratas es la mejor arma frente a este tipo de terrorismo por ello, se hace totalmente necesario que todos los partidos políticos existentes en nuestro país se sumen en estos delicados momentos a un pacto que reivindica valores tan concretos como la libertad, tolerancia y democracia.

Así lo han entendido los máximos dirigentes de Ciudadanos, quienes no han dudado un solo instante en adherirse a la propuesta planteada tanto por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, como por el secretario general de los socialistas españoles, Pedro Sánchez. En frente, en clara contraposición, se han situado las formaciones políticas de la extrema izquierda ideológica, IU y Podemos,  quienes han negado su adhesión  desaprovechando una clara oportunidad de mostrarse como alternancia sólida a los dos grandes partidos políticos españoles.  Sin ninguna duda, una extrema izquierda que continua buscando su espacio electoral a través del conflicto, a través de la desestabilización de la sociedad española, a través del enfrentamiento contra las instituciones del Estado frente a la unidad de los demócratas.

Comentarios