Opinión

Tres lustros al frente del Gobierno

Mi trayectoria personal, deportiva  y profesional siempre ha tenido como referente un refrán español “de bien nacido es ser agradecido”.  Por ello, hoy expreso mi gratitud a la persona que ha defendido los intereses de los ceutíes, desde su despacho de presidencia, en los últimos 15 años, Juan Jesús Vivas Lara. Un presidente que ha sido capaz de restituir la tranquilidad, la serenidad y la moderación a la vida política, y con ella, a la sociedad ceutí en su conjunto a pesar, de las pretensiones de quienes se empecinan en regresar a etapas oscuras de nuestro pasado político. Etapas de confrontación política, de deslealtades entre administraciones y del oscurantismo más absoluto en la gestión de los recursos públicos.

Mi trayectoria personal, deportiva  y profesional siempre ha tenido como referente un refrán español “de bien nacido es ser agradecido”.  Por ello, hoy expreso mi gratitud a la persona que ha defendido los intereses de los ceutíes, desde su despacho de presidencia, en los últimos 15 años, Juan Jesús Vivas Lara. Un presidente que ha sido capaz de restituir la tranquilidad, la serenidad y la moderación a la vida política, y con ella, a la sociedad ceutí en su conjunto a pesar, de las pretensiones de quienes se empecinan en regresar a etapas oscuras de nuestro pasado político. Etapas de confrontación política, de deslealtades entre administraciones y del oscurantismo más absoluto en la gestión de los recursos públicos.

Los ceutíes hemos tenido la oportunidad de comprobar la profunda transformación experimentada en aspectos tan destacados como la fisonomía urbana, equipamientos urbanos, servicios públicos, políticas sociales, y la potenciación de nuestros atractivos históricos, culturales y naturales. Sería complicado incluir todas las actuaciones ejecutadas, tan solo mencionaré las más destacadas: Ceuta dispone de 24 horas ininterrumpidas de suministro de agua potable, somos la quinta ciudad más limpia de España, nuestras playas han recibido distinciones por su calidad, se han incrementado ostensiblemente las zonas destinadas al ocio, la recreación y la práctica deportiva. Y se han multiplicado por tres el gasto en políticas activas de empleo, becas, ayudas al estudio y políticas sociales.

Si tuviera que resumir en una sola palabra estos quince años de Gobierno de Juan Jesús Vivas, la respuesta sería sencilla: “Trabajo”. Sin embargo, el resumen sería complejo si tuviera que enumerar lo que este trabajo intenso e incansable ha supuesto para todos los ceutíes. En definitiva, 15 años de transformación y crecimiento en todos los parámetros cuantificables, una realidad incuestionable salvo para quienes la frustración les embarga al comprobar, legislatura tras legislatura, la imposibilidad de desbancar al Presidente mejor valorado de España por sus propios conciudadanos. No obstante, aún queda mucho trabajo por hacer en beneficio de todos y todas las ceutíes sin exclusión alguna.

Comentarios