Opinión

Merece la pena seguir trabajando

Tal y como indiqué en mi artículo de la semana pasada, los ciudadanos somos conscientes de la cercanía en el tiempo de los próximos comicios como consecuencia directa del endurecimiento en las manifestaciones provenientes de las formaciones políticas en la oposición. En esta ocasión, las vertidas por los máximos dirigentes de la formación localista Caballas, Mohamed Alí y Juan Luis Aróstegui, en relación a la presunta  ineficacia del Ejecutivo ceutí en la gestión de los fondos públicos a pesar de las innumerables actuaciones ejecutadas en los últimos años en diferentes materias (equipamientos, servicios e infraestructuras).

 

Tal y como indiqué en mi artículo de la semana pasada, los ciudadanos somos conscientes de la cercanía en el tiempo de los próximos comicios como consecuencia directa del endurecimiento en las manifestaciones provenientes de las formaciones políticas en la oposición. En esta ocasión, las vertidas por los máximos dirigentes de la formación localista Caballas, Mohamed Alí y Juan Luis Aróstegui, en relación a la presunta  ineficacia del Ejecutivo ceutí en la gestión de los fondos públicos a pesar de las innumerables actuaciones ejecutadas en los últimos años en diferentes materias (equipamientos, servicios e infraestructuras).

Sin ningún género de dudas, los ceutíes y las ceutíes, tal y como le gusta expresarse al progresismo español, a pesar del tiempo transcurrido, aún recordamos como se encontraba la ciudad hace tan solo una década. Una ciudad estancada en todos los parámetros que nos indican los niveles en la calidad de vida de los ciudadanos, como el  abastecimiento de agua potable, el tratamiento de los residuos sólidos urbanos,  servicios básicos de carácter municipal, patrimonio histórico cultural, infraestructuras culturales, recreativas y deportivas así como, las partidas presupuestarias destinadas a atender las necesidades de las clases sociales más desfavorecidas. Todo ello sin olvidar el lamentable estado de conservación de nuestras principales calles y barriadas.

La ciudadanía es plenamente consciente, a pesar de las reiteradas acusaciones vertidas por los diferentes líderes en la oposición, que los gobiernos del Partido Popular, dirigidos por Juan Jesús Vivas Lara, afrontaron los problemas mencionados desde la responsabilidad, con la intención de equiparar Ceuta al resto de localidades españolas más cercanas, en equipamientos, servicios e infraestructuras. De acuerdo con esta voluntad política, mayores recursos, y el consiguiente endeudamiento, puestos al servicio del señalado objetivo de convergencia con el resto de España. Cerca de 700  millones de euros de inversión, durante los últimos 13 años, con los que muchas cosas se han resuelto. No obstante, aún queda mucho por hacer, pero merece la pena seguir trabajando.

Comentarios