Opinión

Reconocimiento merecido

El deporte ceutí se ha caracterizado a lo largo de la historia por homenajear a sus hijos más destacados, tanto a quienes se han distinguido en la práctica como en la gestión del deporte de nuestra ciudad. Para el recuerdo permanecerán figuras tan destacados como Alfonso Murube, José Benoliel, Antonio Campoamor, José Martínez “Pirri”, José Ramón López Díaz-Flor, Guillermo Molina Ríos o Lorena Miranda. Nombres unidos por siempre al de nuestro deporte al denominar con sus nombres a instalaciones deportivas destinadas al disfrute de todos y todas las ceutíes. Sin ninguna duda, no son todos los que son, podrían ser muchos más, pero las limitaciones de las mismas reducen el número de protagonistas cuyas trayectorias en el ámbito deportivo podrían ser homenajeadas. 

El deporte ceutí se ha caracterizado a lo largo de la historia por homenajear a sus hijos más destacados, tanto a quienes se han distinguido en la práctica como en la gestión del deporte de nuestra ciudad. Para el recuerdo permanecerán figuras tan destacados como Alfonso Murube, José Benoliel, Antonio Campoamor, José Martínez “Pirri”, José Ramón López Díaz-Flor, Guillermo Molina Ríos o Lorena Miranda. Nombres unidos por siempre al de nuestro deporte al denominar con sus nombres a instalaciones deportivas destinadas al disfrute de todos y todas las ceutíes. Sin ninguna duda, no son todos los que son, podrían ser muchos más, pero las limitaciones de las mismas reducen el número de protagonistas cuyas trayectorias en el ámbito deportivo podrían ser homenajeadas. 

Algunas de las instalaciones mencionadas, algunos de los nombres destacados del deporte ceutí de los últimos años o algunas de las decisiones políticas adoptadas en beneficio del deporte de la ciudad fueron ejecutadas desde despachos lejanos, pero siempre apadrinadas por quien ostentó durante años las máximas responsabilidades políticas en materia deportiva, Francisco Antonio González Pérez, Medalla al Mérito Deportivo. Por todo ello, desde la humildad que me caracteriza, pero desde mi posición de persona ligada al deporte ceutí, solicito a la clase política, asociaciones, federaciones y clubes deportivos, rendir un sincero homenaje a quien ha protagonizado la gestión deportiva en los últimos años desde el Ayuntamiento de Ceuta, desde el Congreso de los Diputados y desde la Delegación del Gobierno en nuestra ciudad.

En esta modesta petición caben muchas propuestas, cada ceutí posee una propia, pero yo centraré mi solicitud en dos muy concretas. Por un lado, y teniendo en cuenta que es la única instalación deportiva factible de cambio de denominación al margen de otras consideraciones al respecto, modificar el actual nombre de “Centro Ecuestre Ciudad de Ceuta” por el de “Centro Ecuestre Francisco Antonio González Pérez”. Y en segundo lugar, por tratarse de una modalidad deportiva en auge, cuya gestión deportiva debe ser catalogada como ejemplar, a los resultados me remito, recuperar y potenciar la tradicional competición de waterpolo celebrada durante las Fiestas Patronales, y denominarla “Trofeo Internacional de Feria Francisco Antonio González Pérez. Sin ninguna duda, reconocimientos sobradamente merecidos.

Comentarios