Opinión

En la lucha está tu éxito

Cuando uno observa que lo que proponía en su programa en el 2007 hoy lo hacen suyo muchos de los partidos que tienen representación en la Asamblea, te das cuenta de que estabas en lo cierto y que lo correcto es seguir por el mismo camino.

Cuando uno observa que lo que proponía en su programa en el 2007 hoy lo hacen suyo muchos de los partidos que tienen representación en la Asamblea, te das cuenta de que estabas en lo cierto y que lo correcto es seguir por el mismo camino. Podría poner muchos ejemplos que se podrían verificar con solo mirar nuestro programa de esa fecha, poner en marcha una escuela superior de hostelería, poner en valor nuestros salazones a través de una industria dedicada a ellos y no solo como producto de temporada o la liberación de suelo militar a coste cero en zonas muy determinadas de la ciudad para fomento de la vivienda. Éstos serían algunos de estos proyectos que desde que iniciamos nuestra marcha en esta ciudad hemos defendido y que aún consideramos como necesarios si lo que se pretende es una expansión real de nuestra economía y la creación de riqueza.

Ahora bien, aquí parece que el empeño se está poniendo precisamente en algo que lleva fallando ya desde hace mucho tiempo, y aunque somos conscientes de que el asunto de los polígonos de El Tarajal podría ser un tema a reestructurar, también entendemos que su actual configuración y las pretendidas soluciones que sobre él se quieren implementar, no evitan ese continuo colapso que sufre nuestra frontera y el hecho de que esto imposibilite un paso más fluido para aquellos que verdaderamente dejan algún tipo de beneficio para la economía local, centrada fundamentalmente en los comercios del centro y, de manera muy especial, en los ubicados en el puerto, evitando con ello que éstos se conviertan en un verdadero pulmón para nuestro comercio.

Es evidente que las medidas tomadas hasta ahora solo han servido para solucionarle los problemas al vecino pueblo de Castillejos, pues esos cerca de treinta mil porteadores sostienen la economía de esa zona, pero dadas las actuales circunstancias en absoluto la de Ceuta. Pero insisto: Con esto no quiero decir que un proyecto rediseñado y bien estructurado de polígonos comerciales no pueda ser válido. Evidentemente la primera de de esas soluciones pasa por poner fin a la opacidad fiscal y laboral por la que éstos se mueven. Sin eso todo lo que se haga poco o nada va a evitar que aquello siga siendo una viña sin vallar, en la que la mayoría hace lo que quiere y donde la creación de empleo, la dinamización económica o el desarrollo local ni están ni se les espera. Algo ciertamente incomprensible si tenemos en cuenta el volumen de negocio que se mueve y la cantidad de dinero que éste teóricamente genera.

Junto a lo expuesto, estaría uno de los puntos en lo que más hemos insistido en estos años. La reforestación y el cuidado de nuestro entorno natural habrían de ser motor de empleo. Hemos planteado durante todo este tiempo innumerables alternativas, insisto, a nuestros programas electorales me remito, siendo ahora cuando nos encontramos la sorpresa de que el portavoz del gobierno nos sale con una serie de medidas en este sentido que ni el mismo se las cree.

Lo cierto es que la realidad es la que es y si la única forma que encuentran para atajar nuestros innumerables problemas es la demagogia, bastante mal nos irá, sobre todo si después de catorce años nos salen ahora, a dos meses de la elecciones municipales, con una propuesta a la que no le han hecho ni caso en todo este tiempo. Sino es por lo dramático del asunto, parecería un chiste y de los malos.

He ahí el enunciado con el que abro este artículo, nuestra próxima candidatura podrá recibir mayor o menor número de votos, pero lo que al menos si que tendrán claro aquellos que apuesten por nosotros, cuáles son nuestros proyectos, por los cuales hemos estado trabajando desde hace años. Como se puede observar con cierto asombro, ahora que se acercan las elecciones, y después de innumerables fracasos, así lo asumen otros partidos, como la única vía a seguir si queremos dar un viraje a esos nefastos resultados que estos años de falta de ideas nos han arrojado. Más de trece mil parados no es poca cosa. A los hechos me remito.

Y todo esto sin tocar la continua decadencia en la que malvive nuestro puerto, situación incomprensible si tenemos en cuenta que se encuentra  ubicado en la segunda ruta más transitada del mundo después del Canal de La Mancha. Solo basta con echar un vistazo a esas dársenas vacías, solo animadas puntualmente por el movimiento de unos ferrys que son nuestra única vía de comunicación con la península. Todo un logro, sí señor. Habrá que ver qué nota le pone a esto la ciudadanía.

Juan Redondo Villaba es dirigente de AxCE-Grupo Verde de Ceuta

Comentarios