Opinión

Sumidos en un caos

Las carencias de las que hacen gala estas dos instituciones son mas que evidentes, claro está, con sus dos cabezas visibles.

Juan Redondo
photo_camera Juan Redondo

Las carencias de las que hacen gala estas dos instituciones son mas que evidentes, claro está, con sus dos cabezas visibles. Por una parte la local que por el tiempo que lleva, habría que pedir elecciones anticipadas, si se pudiera, porque es para enmarcarlo y dejarlo para la posteridad, pues que a estas alturas del partido, donde lleva casi dos décadas gobernando, salga ahora diciendo públicamente que está desbordado en casi todas las áreas que son de su competencia poniendo el ejemplo de los Menas, ha tenido que reconocer su inoperancia para solucionarlo y además pide, bueno, más que pedir implora a la administración central que asuma otra vez las competencias en esta materia.

Acto seguido, si esto es grave, lo que sigue es aun peor, al salir el consejero de Fomento en la misma línea que su jefe y diciendo alto y claro que es incapaz de poder ejecutar algo tan importante como el asunto de las obras ilegales, donde hay unos dos mil quinientos expedientes en la fase de ejecución, dándose la circunstancia que para poner esto en marcha como mínimo se necesita el triple de técnicos.

Y si nos vamos a la consejería de Medio Ambiente es para hacer un apartado y pasar de puntillas, pues entre la que tienen liada con el tema de la limpieza y con los montes quemados, donde después del tiempo transcurrido todo sigue igual, no dan abastos, eso si, muchos directores generales y gerentes pero soluciones poquitas y ahí, si hay técnicos y se podría decir que de sobra, debiendo recordar que estas dos consejerías son las de mayor presupuesto, pues unida a la de sanidad y bienestar social que da para dos artículos ella sola, son las que acaparan la mayor parte del presupuesto.

Esto por lo que concierne a la administración local, si nos vamos a la central es para echarle de comer  a parte, desde que han llegado se han centrado en algo cuya única solución para dar alguna salida a este caos de la frontera, no pasa solamente por la zona de embolsamiento sino por la de regularizar esos polígonos del Tarajal o cerrarlos directamente, pues lo único que hacen es enriquecer a unos pocos y encima que no son de aquí ¿se ha hecho un calculo de lo que le cuesta mantener un dispositivo de estas características? Habría que valorar el gasto que le produce tanto a la delegación con la policía nacional y guardia civil como a la administración local con los policías locales y por añadido a la plantilla de Amgevicesa desplegada en este lugar.

Por ello es conveniente que la señora delegada no se ampare solamente en su jefe de gabinete y asesores, pues dan la sensación que no hilan muy fino en la mayoría de los temas y como se está demostrando, no van por el camino correcto, y lo saben, de hecho la administración del estado tienen muchas competencias y esas llevan un ritmo que por su misma dinámica andan por si solas, como sanidad o educación, pero no con solo cambiar de nombre a los directores provinciales está todo hecho, hay que dinamizar muchas áreas y visto lo visto esto le viene de largo a mas de uno.

Comentarios