Opinión

Todo lo que estás experimentando en tu vida actual, es el resultado de lo que has escogido en el pasado

Si continúas haciendo aquello que siempre has hecho, seguirás obteniendo los resultados que siempre has obtenido, eso está muy claro. Si quieres resultados diferentes tendrás que comportarte de una manera diferente y como os comentaba en mi artículo anterior sobre “la clave del éxito” para cambiar los resultados tenemos que cambiar las respuestas.

Si continúas haciendo aquello que siempre has hecho, seguirás obteniendo los resultados que siempre has obtenido, eso está muy claro. Si quieres resultados diferentes tendrás que comportarte de una manera diferente y como os comentaba en mi artículo anterior sobre “la clave del éxito” para cambiar los resultados tenemos que cambiar las respuestas.

El culpar es una gran pérdida de tiempo. No importa cuanta falta encuentres en los demás, da igual cuanto culpes, esto no va a cambiarte. Si quieres experimentar el cambio, tendrás que reconocer la realidad, eres tu quien tomo las acciones que hoy te han hecho ser quien eres:

Eres tú quien no dice –no- y lo aceptas todo y después te quejas…

Eres tú quien ignoras tu intuición…

Eres tú quien abandonas tu sueño...

Eres tú quien dice que si a todos los recados…

Eres tú quien se pasa la vida rescatando a los demás…

Eres tú quien no pide ayuda…

Tú piensas los pensamientos, creas las emociones, eres tu quien escoge, dices las palabras que dices etc.

Es incómodo pedir a alguien que deje de humillarte, es incómodo pedir a alguien que deje de fumar a tu lado, es incómodo decirle a alguien que desconfías en él o en ella… Así que pretendes que no estas escuchando, que no has visto nada, evitas el enfrentamiento y continúas sin tomar riesgos para seguir protegiéndote.

La vida es mucho más fácil cuando no esperas a que ocurran desastres y después así culpar a la situación o a una persona por los problemas ocasionados.

La conclusión es que tú eres quien está creando tu vida tal y como es en presente. La vida que estás viviendo es el resultado de tus pensamientos, de tus acciones y tu comportamiento. Para producir más aquello que te beneficia, tienes que saber escoger e invertir más tiempo practicando aquellos comportamientos que más te benefician.

Tienes que prestar atención a lo que estas realizando y a los resultados que estas produciendo. Tienes que preguntarte:

¿Funciona lo que estoy haciendo? ¿Puedo hacerlo mejor? ¿Existe algo más que pudiera hacer que no estoy haciendo? ¿Estoy haciendo algo que debo dejar de hacer?

Pregunta a alguien que te respeta, o a alguien en quien confías plenamente:

¿Cómo crees que me estoy limitando? No tengas miedo de preguntar, te sentirás mejor sabiendo la realidad que no sabiéndola. Para mi esta información ha sido fundamental y continúa siendo muy importante para mejorar no solo mi calidad de vida, sino mi trabajo, mis relaciones con los demás y cada aspecto de mi vida.

No podemos mejorar nuestra calidad de vida, salud, las relaciones, actividades que desarrollamos si no disponemos de información externa. Si tu cuerpo se encuentra cansado, si notas menos energía en tu cuerpo, estrés, todas estas son señales indicativas que no debemos ignorar.

Hazte las siguientes preguntas:

1. ¿Cómo estoy creando o permitiendo que me suceda todo esto?

2. ¿Qué estoy haciendo que funciona y debo practicar más?

(Debo practicar más la meditación, confiar, escuchar, hacer preguntas, controlar mi ingesta de azúcares….???)

3. ¿Qué estoy haciendo que no está funcionando? ¿Qué es lo que debo dejar de hacer?

(Estoy viendo demasiada televisión, estoy hablando demasiado, gastando

demasiado dinero, comiendo demasiados dulces, bebiendo demasiado,

llegando tarde a todas partes, lo critico todo y juzgo a los demás, paso

demasiado tiempo enviando mensajes por teléfono)

Practica más aquello que funciona, elimina aquello que no funciona, e intenta

nuevos comportamientos para ver si estos producen mejores resultados.

Observa a tu alrededor. ¿Son felices las personas que te rodean en tu hogar? ¿Eres feliz? ¿Existe un equilibrio, estabilidad, felicidad, paz, confort en lo que te rodea? ¿Estas obteniendo buenas notas? ¿Te duele algo? ¿Estas mejorando en todos los aspectos de tu vida? ¿Existe algún área de tu vida donde no estas recibiendo las respuestas que quieres obtener?

Empieza a hacer tu inventario para mejorar, y crear el cambio que deseamos ver en el mundo.

Comentarios