Opinión

La contradicción o la dejadez intencionada

El flamante nuevo secretario general del PSOE local, se vanagloria de visitar a diario alguna barriada de la ciudad interesándose por sus carencias y a su vez, transformarse en altavoz de los sufridos vecinos en la Asamblea. El castigador de la desidia del PP que sin embargo apoya al PP. Este juego de trileros queda al descubierto fácilmente. Más aún, con lo que está ocurriendo en Otero. En los pisos “militares”.

Al partido socialista ceutí no le importa el medio ambiente, dieciocho millones de litros de agua perdidos, más los que no se han contabilizado y se han condonado en tiempo de pandemia, ni las cuantiosas facturas a la que debemos hacer frente los vecinos afectados (desde 150 hasta 1.000 euros por vivienda).

Gutiérrez habla de hacer política de calle, a pie junto a los vecinos, preocupándose por sus necesidades, al contrario que el Gobierno Vivas. Al que sin embargo apoya.

Esta política de calle no ha llegado a Otero, un barrio en la franja de Ceuta, en tierra de nadie, y no me gustaría pensar que es por ser familias de militares las afectadas, aunque eso parece a falta de alguna explicación. ¿O porque no es caladero socialista?

Se ve, según compruebo, que no todos somos iguales para este partido socialista y que no todos podemos llamar a su puerta solicitando ayuda.

Aunque luego se descuelga, el secretario general del PSOE local, con grandilocuentes escritos y declaraciones en prensa: “ninguna familia pasando necesidad”, ¿y las de Otero?; “ningún barrio sin sus servicios”, entiendo que debe creer que los millones de litros de agua gastados en nuestra barriada es para montar un spa y varias piscinas olímpicas.

Colaboré desinteresadamente -por si alguno no lo tiene claro- con el PSOE en la exitosa campaña que lideró Hernández según se enarboló en el XII Congreso Regional de esta pasada semana, y lo hice gastando mi tiempo y mis recursos. Porque creía en un proyecto que conforme avanza la legislatura me está demostrando que era solo humo y, no porque se me haya visto el plumero como dice algún iluminado, ¡es muy fácil hablar con la quijada de abajo!

Como ciudadano adquirí un compromiso con mi gente que realicé lo mejor que supe, y ahora como ciudadano, junto a personas afectadas por la terrorífica gestión del PP, vemos como el PSOE, junto al resto de partidos políticos representados en la Asamblea nos da la espalda. El agua sigue corriendo sin saber dónde va o si queda embolsada en algún lugar con potencial riesgo para vidas y estructuras (también recuerdo que hay un colegio pegado).

El INVIED, ACEMSA predican a los cuatro vientos un cumulo de buenas voluntades (tras tirarle del bocado al primero), y la Consejería de Medio Ambiente y Servicios Urbanos, “ni está ni se le espera”, pero las facturas siguen subiendo mes tras mes. Y los partidos políticos, después de llamar a sus puertas, salvo Podemos, han ignorado nuestros graves problemas. ¡Ah, por cierto!, en cuanto a las acusaciones de sicario nunca lo he sido de nadie, poca memoria, cuanto el que escribe defendía al PSOE de los ataques de sus opositores, -que no fueron pocos- aunque he de decir que quien ayuda y se interesa, ofreciéndome sus servicios jurídicos, debo renombrarlo, aunque no comparta ciertas políticas de su formación. ¡Que por cierto!, también quiero agradecer a la Asociación Unificada de Militares Españoles (AUME), su interés que no cejó en elevar nuestro caso al Consejo de Personal de las Fuerzas Armadas (COPERFAS), que preside la ministra, de ahí vienen las buenas voluntades del Instituto.

Señor Gutiérrez haga honor a sus propias palabras e interésese por las familias de Otero como dice hacerlo por los ceutíes. Juan, no te confundas conmigo, esto no es nada personal, te va en el cargo, pero tú tienes la llave que gobierna la ciudad. Y a esa televisión pública, cuando le interese nuestro tema, le diré que se vaya al churrero de la Puertas del Campo, hacerle otro reportaje, que no dudo sea interesante. A los demás medios, gracias por darnos voz.

 

Comentarios