Opinión

Aires nuevos en el PSOE

Nunca es tarde si la dicha es buena, eso es lo que ronda por la cabeza de la mayoría de los militantes del PSOE de Ceuta. En esta ocasión no ha hecho falta una refundación del partido, y lo mejor de todo es que no ha hecho falta expulsar a nadie para saber y querer hacer un PSOE nuevo, abierto y con ideas. Esta vez no hay ganadores ni perdedores. Esta vez sólo hay ilusión y ganas de cambiar lo de dentro para convencer a lo de fuera.

Nunca es tarde si la dicha es buena, eso es lo que ronda por la cabeza de la mayoría de los militantes del PSOE de Ceuta. En esta ocasión no ha hecho falta una refundación del partido, y lo mejor de todo es que no ha hecho falta expulsar a nadie para saber y querer hacer un PSOE nuevo, abierto y con ideas. Esta vez no hay ganadores ni perdedores. Esta vez sólo hay ilusión y ganas de cambiar lo de dentro para convencer a lo de fuera.

Manolo Hernández, en un acto de responsabilidad y sobrevenido por los últimos acontecimientos, ha decidido dar un paso al frente y presentarse a la secretaría general de su partido tal y como venía comentando en campaña   “mi despacho está en la calle”, un mensaje que ha calado en lo más profundo de la militancia socialista.

Hernández ha sabido contar en media hora con personas, algo que otros en siete años no han querido. Tan importante era valorar el saber, como el querer y en esta ocasión el resultado ha sido el esperado.

Ha sido una campaña limpia, todo hay que decirlo, pero como ya pasó en las anteriores primarias abiertas, Hernández ha tenido que luchar en contra de la voluntad de algunos miembros del aparato, curiosamente, incluso algunos trabajadores del partido se han posicionado pública  y legítimamente pero irresponsable por dar la espalda al que es actualmente su portavoz del grupo parlamentario, algo inexplicable. Algo que en el seno socialista no se ha visto con buenos ojos, entre tanto porque, recientemente el PSOE ha conseguido unos resultados que no se daban desde hace 18 años.

Por todo esto y por lo que vendrá se respiran aires nuevos en el PSOE de Ceuta, aires que auguran un cambio en beneficio de todos, aires que atraerán a figuras y personas nuevas y algunas que nunca debieron marcharse de la sede, una sede que en su día se denominaba “la casa del pueblo” pero claro, eso eran otros tiempos, que ahora, ojalá no me equivoque, podrán ver florecer de nuevo.    

 

Comentarios