Opinión

Mejorar la vida en Ceuta sin demora

Durante esta semana, desde que se conoció el resultado de las urnas, han sido ya infinidad las palabras, comentarios y reflexiones realizadas a través de los medios de comunicación, redes, tertulias, encuentros por la calle y lugares públicos. Atrás han quedado las celebraciones,  valoraciones, comentarios de satisfacción o de decepción…

Durante esta semana, desde que se conoció el resultado de las urnas, han sido ya infinidad las palabras, comentarios y reflexiones realizadas a través de los medios de comunicación, redes, tertulias, encuentros por la calle y lugares públicos. Atrás han quedado las celebraciones,  valoraciones, comentarios de satisfacción o de decepción…

La ciudadanía se ha manifestado. Ha puesto de relieve la composición de la Asamblea y el Gobierno para Ceuta. Hablando de celebraciones, en primer lugar hay que felicitar a las ciudadanas y ciudadanos, que siempre son los principales artífices y protagonistas, la causa y el objetivo de los procesos electorales. Por supuesto, también a todas las organizaciones políticas con representación y a la que formará Gobierno.

Afortunadamente somos ya un país con una democracia consolidada. En estas elecciones se ha vuelto a demostrar, que son los ciudadanos los que deciden, validan, ponen o quitan a los encargados de realizar las labores de gobierno. Tenemos el marco para que se aborde el procedimiento y el modo de resolverse los problemas, que siguen ahí. El nuevo Gobierno y la oposición tienen que continuar trabajando para que la vida de las ciudadanas y ciudadanos mejore. No puede haber demora. Claro que se deben respetar los tiempos y procedimientos, pero sin la menor dilación, porque los problemas relacionados con el empleo, los jóvenes, educación, la vivienda…  continúan esperando.

Como bien decía la secretaria Federal de Empleo del PSOE, Luz Rodríguez, buena conocedora de la realidad de Ceuta y que ha visitado nuestra ciudad en varias ocasiones, no se trata de conseguir poder para uso personal o partidista, en democracia se tiene el poder para utilizarlo al servicio de los ciudadanos. Ahora bien, el PSOE de Ceuta, con José Antonio Carracao , al pasar a ser la primera fuerza política de la oposición tendrá más poder, porque como dijo también Felipe González en los primeros años de la transición: “La oposición también es poder.” El Partido Socialista con Carracao y el resto de grupos políticos representados tendrán que trabajar, para poder plantear sus alternativas y realizar su importante función de control al Gobierno.

Lo que suceda en la próxima legislatura no va a ser partiendo de cero. Se tiene que aprovechar todo lo positivo que haya sucedido hasta ahora. El trabajo realizado está ahí. Sin duda, la labor del Gobierno de la ciudad hubiera sido diferente y los resultados distintos si no hubiera existido oposición. De ahí que no puede valorarse únicamente lo que hace el Gobierno, hay que llevar también un seguimiento minucioso de lo que dice y hace la oposición,  porque un Gobierno no es vitalicio, son las ciudadanas y ciudadanos los que siempre tendrán la última palabra.

En esta nueva composición de la Asamblea tendremos la oportunidad de ver a caras nuevas. Ciudadanas y ciudadanos que llegan por primera vez a desempeñar sus responsabilidades políticas. Estoy seguro que la confianza otorgada por la ciudadanía no se verá defraudada. La ciudad no se para y la vida política tiene que continuar. Siempre quedará en el recuerdo el agradecimiento a los que desempeñaron su función.

La mejora de la vida en Ceuta requiere de la mejor política. Al manifestar su opinión los ciudadanos están dando un nuevo impulso a la forma de hacer política. Siempre hay que tratar de hacer mejor las cosas, se puede y se debe. A nivel nacional y sin duda también a nivel local, se han puesto de manifiesto que la prepotencia no es buena, que la falta de transparencia se paga en las urnas. Es necesario dialogar más, que haya más entendimiento y también más humildad.

Regresando a los resultados nacionales, es evidente el importante cambio ocurrido en el conjunto del país. Lo indicado en el último párrafo ha provocado un vuelco en el panorama político local y autonómico. La aparición de Ángel Gabilondo en Madrid, ha supuesto que se abra paso una forma de hacer política que están clamando los ciudadanos. Precisamente aboga por un mayor entendimiento, más diálogo, ponerse de acuerdo, que las organizaciones políticas, sindicales y progresistas se pongan a hablar y confluyan aportando lo mejor de sí mismas, para encontrar salidas que lleguen a la mayoría de la ciudadanía.

 Por supuesto, sin desdeñar a formaciones políticas que han entrado por primera vez en la escena política, con personalidades que también han tenido buenos resultados. Sin duda que es necesario hablar con todos. Sin embargo, el PSOE tiene la obligación de contribuir a dar estabilidad al país, además de colaborar en la conformación de Gobiernos con mayoría progresista, de acuerdo a lo que ha manifestado la ciudadanía.

                 

Comentarios