Opinión

Mujeres, hombres y a la inversa

Ser mujer y morir sólo por serlo, pues hay quien en su descerebro decida, que dispone de tu vida.

Ser mujer y morir sólo por serlo, pues hay quien en su descerebro decida, que dispone de tu vida.

Nunca al defender o rechazar una postura que tenga que ver con el género, adopté el confrontar, pues ello implicaría argumentar en genética en la generalidad y no analizar comportamientos a erradicar.

Mata la violencia, matan las ideas machistas, mata el que a la fuerza aniquila la esencia del alma y el cuerpo desarma.

Poca hombría manifiesta aquel, que haciendo gala de su superioridad física,
merma y destruye el ser de una mujer por el hecho de serlo.

Y sí; hablo del hombre y no de los hombres, pues el plural implicaría no otorgar justicia al compañero, al padre, al amigo, a tus hijos, a tanta gente que en masculino, es buena y te rodea en tu destino.

Tenemos por ello un largo camino que recorrer como sociedad, pues sólo cuando entre todos derrotemos a esta maldad y lacra social, habrá entonces un lugar donde la violencia de género no tenga lugar.

¿Cómo emprender esta misión?
La respuesta es: la educación.

Si; está en nosotros cuidar la semilla para que cuando el fruto haya madurado ponga esmero en respetar el pensamiento, las ideas , y en definitiva la vida , para no llegar a convertirse en un terrorista suicida .

Y está en nosotros porque vergüenza ajena da ver como quien te representa hacen entre ellos afrenta para con las vísceras y entrañas jugar a ver quien es el que mejor respuesta da.

Ante crímenes así no hay derecha ni izquierda.
Las leyes existen ya.

Ahora la permanente en vigor está y no ha servido para amedentrar.

El asesino de Laura salió tras matar a una anciana pero no por violar, eso castigado está en el código penal y aunque en vigor hubiera estado la permanente en su día, no se le hubiera podido aplicar.

Tema aparte es pensar si la reinserción tiene lugar. ¿Entonces donde trazamos la línea?

Pues no es lo mismo, asesino que homicida ni abusador que un sexual agresor.
Por ello, no es posible suprimir a todos la reinserción, porque eso si que es contrario a la Constitución.

Por lo expuesto y a mi manera de ver, queda un largo camino de la sociedad actual a emprender para dentro y afuera de uno mismo.

En definitiva queda aún que empapar mucho...¡¡CIVISMO¡¡

Comentarios